Search
Close this search box.
Créditos: Emmanuel Andrés
Tiempo de lectura: 7 minutos

 

El expresidente de los 48 Cantones es uno de las 40 personas que se postularon para optar al cargo de gobernador de Totonicapán. Él estudió Derecho y desde su experiencia comunitaria reconoce cuáles son las oportunidades y desafíos de la población. Con el respaldo de otras autoridades indígenas, decidió asumir “el compromiso” para continuar con los cambios en el país.

Por Isela Espinoza

La tensión que causó el intento de impedir la toma de posesión al presidente Bernardo Arévalo y la vicepresidenta Karin Herrera, el pasado 14 de enero, no solo se vivió en las calles sino también se trasladó a las autoridades indígenas que lideraron las históricas movilizaciones en defensa de la democracia. Luis Pacheco recuerda que ese día, al menos en cuatro ocasiones, le pidieron que saliera del país ante posibles órdenes de detención contra él y quienes encabezaron el plantón frente al Ministerio Público (MP) en el barrio Gerona.

“No lo quise hacer porque mi compromiso era con el pueblo. Sabía y estoy seguro que si algo me hubieran tratado de hacer el pueblo me respaldaría”, dijo el expresidente de la Junta Directiva de los 48 Cantones de Totonicapán al contar un capítulo de su vida que pasó a formar parte de la historia del país. El respaldo y popularidad que sostiene tras haber entregado el cargo a su sucesor llevó a autoridades indígenas a solicitarle que ahora siga la lucha desde un puesto gubernamental.

Por ello, en una caminata que recorrió algunas de las calles de la ciudad de Totonicapán, Pacheco, acompañado de un grupo de autoridades indígenas y personas de diferentes comunidades, llegó el miércoles 7 de febrero a la sede de la Gobernación para entregar su papelería y ser uno de los candidatos para este cargo.

El 5 de febrero, empezó a nivel nacional el proceso para elegir a los 22 gobernadores departamentales. El presidente Bernardo Arévalo modificó el proceso de selección, para que las personas de a pie puedan postularse y optar al cargo. De acuerdo a los cambios, será el Consejo Departamental de Desarrollo (CODEDE) el órgano encargado de recibir los expedientes de los candidatos y ya no el presidente.

“Nunca imaginé ir a desempolvar mi CV (curriculum vitae) para buscar un trabajo”, contó que le dijo a su esposa. Sin embargo, el apoyo de las autoridades indígenas y cogobernar desde los territorios para contribuir con el cambio en el país fueron algunas de las razones que le motivaron a postularse como gobernador departamental.

Foto de Emmanuel Andrés

Su experiencia como presidente de los 48 Cantones (2023-2024) le dejó la lección de que “los cambios y buenas obras” tienen como clave la inclusión de la población. De llegar a la Gobernación, Luis Pacheco estaría a cargo de los ocho municipios de Totonicapán.

“Necesitamos cambiar y reformar, tal vez no jurídicamente, sino que ir reformando la administración local. En el sentido de poder llevar lo que realmente corresponde y ejecutar los presupuestos como se debe a través de las municipalidades, Cocodes, Comudes (Consejos Municipales de Desarrollo) o autoridades indígenas”, comentó.

Pacheco conoce de leyes ya que estudio una licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC). Asegura que de llegar al cargo de gobernador no representará a ningún partido sino al pueblo “sin favoritismos como normalmente se ha hecho” en el departamento con 103,952 habitantes.

Conoce más detalles acá:

Expresidente de 48 Cantones busca ser gobernador de Totonicapán

Las primeras acciones de su plan de trabajo

Una de las principales acciones, del expresidente de los 48 Cantones, será promover la participación y representatividad de los ocho municipios de Totonicapán a través del trabajo con las autoridades indígenas. Además, le daría seguimiento al plan de desarrollo para ejecutar proyectos que, a pesar de haber sido propuestos, aún no han sido tomados en cuenta por los gobernadores anteriores.

Para ejecutar este objetivo está consiente que el diálogo con las autoridades locales y funcionarios públicos es “una puerta para buscar el bien común”. Aunque reconoce que llegar a la Gobernación sería un reto también implica un riesgo ya que su reputación se podría manchar. Pero tiene presente los principios y valores que aprendió desde niño en su hogar.

“Vamos a demostrar que se puede cogobernar con las autoridades indígenas, con los alcaldes, Cocodes, Comudes y que se puede tener un modelo de un departamento distinto. Ese es un proyecto y un sueño que vemos con el equipo que estoy formando”, afirmó.

Foto de Emmanuel Andrés

Por otro lado, ve como una oportunidad el acercamiento que ha tenido con la comunidad internacional y representantes de sus países en Guatemala para plantear algunas propuestas que podrían contribuir a disminuir la migración de la juventud que vive en el departamento.

Recordó que desde los 48 Cantones se logró obtener visas temporales por ocho meses. La experiencia podría ser replicada en los ocho municipios de Totonicapán, explicó. Además, apuesta por coordinar a través de diferentes embajadas proyectos de emprendimiento y capacitar a la juventud. “Imagínese que trabajemos el gobernador con el alcalde y con el Gobierno, tendríamos un buen equipo para reducir la migración”, enfatizó.

Disciplina y trabajo constante

Pacheco es maya K’iche’ originario del cantón Juchanep. Creció en una familia de 10 hermanos (cinco hombres y cinco mujeres), él es el más pequeño. Sus padres tenían el oficio de tejer telas, para indumentaria maya, que luego comercializaban. Él aprendió el negocio familiar y cuando regresaba de estudiar la primaria ayudaba con los hilos que serían utilizados para tejer.

Aunque ya no hace el trabajo desde cero sí se dedica al negocio de distribuir mercadería. Estudió el nivel básico y diversificado en la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales y en la Escuela Normal Rural Nacional. A los 18 años empezó a trabajar y con su sueldo sostuvo su carrera universitaria. Aunque aún le falta los exámenes técnicos profesionales para graduarse de abogado y notario, señaló que el camino no ha sido fácil.

Según contó a Prensa Comunitaria, la sede de su trabajo se ubicaba en Sololá. Salía a las 6:00 de la tarde y llegaba apresurado a las clases debido a que podría quedarse sin un escritorio para escuchar las clases impartidas por los catedráticos.

Pacheco está casado y tiene hijos. A nivel profesional ha coordinado diferentes organizaciones no gubernamentales entre ellas el Centro Experimental para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa Rural (CEDEPEM). Además, es fundador de una organización conformada por diferentes profesionales de la USAC y de una cooperativa en Juchanep, su comunidad.

Previo a llegar a la Presidencia de la Junta Directiva de los 48 Cantones, también fue alcalde comunitario y presidente del Comité de Caminos. Su trayectoria ha estado respaldada por la de su padre, quien falleció hace dos años, y fue autoridad en el cantón Juchanep.

Conoce más detalles acá:

La autoridad comunal de los 48 Cantones de Totonicapán se sostiene en el servicio

De alcalde comunitario a presidente de los 48 Cantones

Luis Pacheco fue electo en noviembre de 2022 durante una asamblea en la que participaron los 48 alcaldes o vicealcaldes de los 48 Cantones. El 1 de enero de 2023 asumió el cargo. Según recordó, cuando llegó al puesto la organización del pueblo K’iche’ era señala de ser corrupta.

“Yo recibí esos mensajes y le dije a los compañeros que tocaba poner la cara para reivindicar y demostrar que los 48 Cantones no lo era”, declaró. Bajo esta premisa, la gestión de Pacheco inició con la oposición a la iniciativa de ley 6165 que pretendía regularizar e incorporar a los sectores productivos primario, pecuario, bovino e informal al sistema tributario.

A este rechazo también se unieron el Parlamento Xinka y Sololá. Pacheco recuerda estas protestas como el primer evento en donde se identificaron las autoridades indígenas en la ciudad de Guatemala.

Tras la celebración de la primera vuelta de las elecciones generales, en junio de 2023, la población de Totonicapán empezó a mostrar su descontento ante la judicialización del proceso electoral luego que sorpresivamente Bernardo Arévalo lograra pasar a la segunda vuelta para disputar la Presidencia.

Pacheco señaló que a la página de Facebook de los 48 Cantones, e incluso a él, le escribían: ¿En dónde están los 48 Cantones? En referencia a que aún no se pronunciaban por la persecución del Ministerio Público para anular el voto expresado en las urnas por los ciudadanos.

“La organización de los 48 Cantones es política, pero no partidista, porque el hecho de que uno haga manifestaciones en contra de una ley, se siente con el ministro, hable con el alcalde o se vaya hacer trámites a alguna embajada, eso es política y sino no tuviéramos una incidencia como tal, entonces no íbamos a salir por salir”, contó Pacheco.

Ante el escenario, la Junta Directiva de los 48 Cantones llevó a cabo reuniones con el concejo de alcaldes a quienes les expusieron la coyuntura nacional sobre el proceso electoral y las peticiones de la población. Del consenso surgió un pronunciamiento en el que enfatizaron que no había fraude electoral tras sostener reuniones con el observatorio electoral de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) e ir a verificar el voto a algunas mesas receptoras de votos.

Sin embargo, luego de la segunda vuelta, en donde Arévalo resultó ganador, la persecución del MP se intensificó con el secuestro y sustracción de cajas electorales de la sede del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La siguiente acción de los 48 Cantones, según Pacheco, fue convocar nuevamente a reuniones que no fueron fáciles. Pero cada alcalde hizo asamblea en su comunidad y regresó con actas que decían avalar un paro nacional. “Con la voluntad del pueblo elegimos en qué fecha se haría”, dijo Pacheco.

Los 48 Cantones enviaron una invitación a las autoridades indígenas de San Cristóbal Totonicapán, Chichicastenango, Parlamento Xinka, Sololá, Ixil y San Lucía Utatlán. Un comunicado que se divulgó en las redes sociales por los medios de comunicación y, que a partir del 2 de octubre de 2023, cientos de tramos carreteros serían tomados por los pobladores para exigir respetar la democracia y la renuncia de los actores que atentaban contra ella.

“Llevamos ropa solo para cuatro días sin pensar que íbamos a más”, expresó Pacheco, quien junto a otras autoridades indígenas sostuvieron un plantón por 106 días frente al MP. El expresidente de los 48 Cantones y, ahora candidato a gobernador de Totonicapán, dijo con orgullo que aunque la fiscal general, Consuelo Porras, no renunció, el logro “más grande de las movilizaciones fue haber detenido un golpe de Estado”.

Pacheco recalcó que ningún poblador que acuerpó las manifestaciones y el plantón fue obligado. “La población salió y yo lo manifestaba en Gerona. Si las bases se retiran yo también. Luchamos contra cuatro poderes: Legislativo, Judicial, Ejecutivo y económico”, dijo un orgulloso dirigente indígena.

Su papel en estas movilizaciones llevó a que las autoridades indígenas continuaran en comunicación con él. Algo que aseguró no sucedió con administraciones pasadas. Ahora el apoyo que le expresaron para postularse como gobernador de Totonicapán también lo asume como un compromiso. Pacheco es una de las 40 personas que se postularon, de las que solo seis son mujeres.

“Sinceramente es un gran reto para mi persona. A Dios gracias, a nivel de perfil tengo buena aceptación, es un riesgo que se puede manchar, pero yo sé que trabajando con el pueblo y primeramente con Dios nada de esto va a suceder”, agregó al resaltar que la transparencia será uno de sus objetivos de llegar a la Gobernación Departamental.

La entrevista fue realizada por Francisco Simón para el especial “Territorios y Gobernaciones”

COMPARTE