Search
Close this search box.

Sofía Tot, autoridad Poqomchi’, sale libre con medidas sustitutivas por delitos que no cometió

COMPARTE

Créditos: Rony Morales.
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

“…a ella la criminalizan los terratenientes, ahora los finqueros se han organizado para pedir al Estado un observatorio de tierras y además que se crea una Fiscalía Especial contra la Usurpación para supuestamente ellos defender sus propiedades”. Julio Gonzáles

Por Elías Oxom

Sofía Tot, autoridad maya Poqomchi’, fue ligada a proceso penal el martes 21 de junio. La jueza Fabiola Alejandra Martínez, del Juzgado de Delitos contra el Medio Ambiente y Recursos Naturales de San Pedro Carchá, Alta Verapaz, le otorgó libertad condicional y le impuso una multa de 7 200 quetzales. Durante la audiencia de primera declaración, la jueza resolvió que será investigada por la posible comisión del delito de usurpación de área protegida; en el mes de octubre tendrá la audiencia de etapa intermedia.

La autoridad maya Poqomchi’ fue detenida el 19 de julio en Purulhá, Baja Verapaz, la detuvieron por una orden de captura girada por un juzgado de Alta Verapaz, el 27 de agosto de 2021. Carlos Moino y Marleny de Moino, dueños del restaurante Monte Bello, la acusan de usurpación de áreas protegidas en la finca Chiquiwital que se ubica en Purulhá, Baja Verapaz, la propiedad también es conocida como el cafetal  finca Monte Bello.

A Tot la acusan por el acompañamiento que hace a la comunidad San Juan de las Tres Cascadas, ubicada en la Finca Chiquiwital, a través de la Asociación Mayense, “me denuncian porque en tiempos de pandemia me uní a la comunidad para gestionarles víveres, medicina, jornadas médicas, como viven en casas improvisadas de nailon, me puse a pensar qué estaban haciendo los niños, las señoras y los ancianos, yo no vivo allá, visito a la comunidad para darles acompañamiento en la verificación de la parte legal e histórica de las tierras”, indicó Tot.

Foto: Cortesía.

“Pretenden callarme, mi trabajo inicia con la defensa del cerro de Mocohan donde pretendían extraer minerales; además, de 2011 a 2013 me opuse a la construcción de cinco hidroeléctricas en la zona de amortiguamiento de la Sierras de Las Minas, era difícil porque las comunidades de esa área están en la orilla del río, las comunidades tomaron la carretera, hicieron que las maquinarias salieran, se unieron 37 comunidades y ya no se construyeron las hidroeléctricas, la persecución ha sido grande porque donde quiera que voy alguien me sigue, ya no hay paz en la casa, llegan carros sin placas a intimidarme frente a mi casa”, agregó Tot.

La captura de Tot fue bajo engaños, según narró estaba en los preparativos de adornar la calle para una procesión, cuando apareció la policía y le dijeron que los acompañara para verificar unos documentos a la subestación, el oficial le dijo que no estaba detenida. Tot intentó salir, pero tres policías se lo impidieron, indicando que estaban verificando algunos documentos todavía, después le entregaron un oficio en donde decía que había sido detenida en una de las calles principales del municipio, la cual, dijo, no firmó, porque le habían llevado bajo engaños.

Al respecto, Julio Gonzáles, del Colectivo Madreselva, expresó: “a ella la detienen porque como lideresa ha encabezado luchas del pueblo, también forma parte de una resistencia con la Asociación Mayense, que  se han asentado en la finca Chiquiwital que tiene posesión comunal, esta finca la toman porque se dan cuenta que ha sido usurpado por el terrateniente Carlos Moino, que no tiene documentos que lo acrediten como dueño y además ha vendido ilegalmente parte de la finca, ni siquiera como parte de un posicionamiento de escrituras que tenga valor registral; la comunidad ha iniciado una investigación registral de la finca, está por demostrarse en un proceso de investigación histórica que esa finca le pertenece al común de Purulhá”, indicó.

Para Gonzáles, uno de los problemas en Baja Verapaz tiene que ver con la certeza jurídica de la posesión de la tierra, un problema que, en su opinión, tiene su raíz en la época de la Reforma Liberal, de Justo Rufino Barrios, que no solo expropió los bienes del Estado, sino despojo de tierras comunales a muchas comunidades. “Estas fincas son parte de este proceso anómalo e irregular que se dio en tiempos de la Revolución Liberal”, expresó.

Gonzáles opinó que “ahora se están dando los desalojos por tierras en fincas que aducen ser dueños, pero que dentro de ella existe la incertidumbre de cómo fueron adquiridas, esta es la defensa que hace Sofía Tot que lucha por la reivindicación de la tierra comunal, a ella la criminalizan los terratenientes, ahora los finqueros se han organizado para pedir al Estado un observatorio de tierras y además que se crea una Fiscalía Especial contra la Usurpación para supuestamente ellos defender sus propiedades que no son adquiridas legalmente sino que son productos de los fraudes y los despojos”, concluyó.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, a través de un comunicado repudió la criminalización de la defensora de derechos humanos Sofía Tot, “el derecho a defender los derechos humanos está consagrado en las convenciones y tratadores internacionales de los cuales el Estado de Guatemala es parte, y adquieren más el alto rango legal de acuerdo a los artículos 44 y 46 de la Constitución Política de la República”, expresó.

Tot, de 53 años, es representante del pueblo indígena Poqomchi’ ante el Consejo Departamental de Desarrollo de Alta Verapaz y Baja Verapaz, es defensora del territorio y parte del consejo parroquial de la Iglesia católica, tiene una trayectoria en la lucha de los derechos y defensa de los recursos naturales e Purulhá.

Ha recorrido la mayoría de las comunidades de Purulhá por su trabajo de obra social y su lucha en defensa del territorio Poqomchi’. En 2004 se opuso a la extracción minera en el Cerro Mocohan donde también fue criminalizada y perseguida al punto de que la gobernación de Baja Verapaz le diera seguridad personal, entre 2011 y 2013 se opuso a la construcción de cinco proyectos hidroeléctricos en la zona de amortiguamiento de la Sierra de Las Minas, como respuesta, el alcalde Ismael Siquic, la acusó públicamente de incitar a la violencia.

Cortesía PDH.

COMPARTE