Search
Close this search box.

Chiquimula: tres municipios con más denuncias de violencia sexual y embarazos en adolescentes

COMPARTE

Créditos: Juan José Guillén
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

De enero a junio de 2023, solo en el departamento de Chiquimula se registraron 1,099 embarazos en adolescentes, de los cuales 438 se localizaron en la región Ch’orti’ de Jocotán, Camotán y Olopa.

Por Amílcar Morales

Los Jóvenes Agentes de Cambio, voceros por los derechos sexuales y derechos reproductivos, con el apoyo de la Organización de Mujeres Tierra Viva, alzan la voz en contra de la violencia sexual y embarazos que sufren las niñas y adolescentes en la región Ch’orti’ de Jocotán, Camotán y Olopa.

El pasado sábado 29 de julio realizaron una conferencia de prensa en el municipio de Jocotán del departamento de Chiquimula con el objetivo de visibilizar los principales problemas que afectan a la niñez y adolescencia de esta región.

La actividad se desarrolló como antesala de la conmemoración del Día Internacional de la Juventud, el 12 próximo de agosto. En la región, uno de los problemas que la juventud enfrenta es la violencia en todas sus manifestaciones, pero en especial la violencia sexual. Además, se exponen al desempleo, embarazos y matrimonios a temprana edad o forzados. En este contexto se ve vulnerado el desarrollo de sus derechos, señalan.

En cuanto a la violencia sexual, la organización señaló que también es un problema de salud pública que influye en la calidad de vida sobre todo de los niños, niñas, jóvenes y adultos mayores.

Según el comunicado de Jóvenes Agentes de Cambio, la vulnerabilidad y violación de derechos de las mujeres adolescentes y niñas son los más denunciados en el sistema de justicia. En lo que va del año se registran 178 denuncias.

Karlili Rodas, de la Organización de Mujeres Tierra Viva, al ser consultada sobre el tema manifestó que los principales problemas que se evidencian en el territorio Ch’orti’ es la violencia sexual y los embarazos a temprana edad o forzados, así como el femicidio y violencia psicológica, que afecta a las mujeres de cualquier edad.

“Desde el 2010 hemos conformado una red de mujeres en Jocotán en contra de la violencia, donde participan mujeres adultas lideresas comunitarias, adolescentes y jóvenes. Esta problemática nos afecta, limita nuestra participación, nuestro desarrollo y nos mantiene en pobreza y pobreza extrema”, manifestó Rodas.

Además, la integrante de la Organización recordó que en el territorio Ch’orti’, la pobreza tiene rostro y es el de las mujeres debido al machismo y falta de oportunidades. Rodas dijo que el poco acceso de educación se traduce no tener acceso a un empleo digno. “Vivimos a diario en violencia de todo tipo que la hemos normalizado. Las mujeres no logramos identificar que somos quienes vivimos el problema”, enfatizó.

En tanto, Rodas también explicó que, aunque algunas mujeres denuncian los hechos de violencia al final abandonan el proceso por diversas situaciones entre ellas: la económica, la discriminación a las que se enfrentan, el largo proceso que lleva una denuncia y revictimizarse. Este último se da desde que llegan al centro de salud en donde cuentan su historia al médico. Luego van al Ministerio Público (MP) y vuelven a narrar los hechos, un procedimiento que se repite hasta llegar a entrevistas con el juez.

“Eso hace que las investigaciones no avancen para dar solución a una denuncia. El 80% de la violencia en contra de las mujeres que se da en Guatemala se perpetua por una persona cercana a la víctima y en muchas ocasiones no es importante para las diferentes instancias, y que debería de serlo”, agregó Rodas.

¿Qué dicen los datos?

En los últimos años, la violencia contra las mujeres en el departamento de Chiquimula y la región Ch’orti’ se registra como un dato alarmante. Jocotán, Camotán y Olopa, son los municipios que se ven marcados con esta problemática. Sin embargo, las cifras oficiales registradas por el Observatorio de las Mujeres del Ministerio Público pueden variar debido a que la mayoría de ocasiones las mujeres prefieren guardar silencio y no denunciar.

“En el país persiste un sistema patriarcal violento que atenta los derechos de las mujeres, de las niñas y jóvenes en general. El país requiere y necesita un Estado que responda y se comprometa con la erradicación de todo tipo de violencia contra las mujeres, las y los jóvenes desde nuestras diversidades. Unimos nuestras voces por una vida digna, autónoma, libre de violencia y de respeto a nuestros derechos humanos”, enfatizó Rodas.

Además, pidió al Gobierno que escuche sus peticiones como jóvenes. “¡Queremos respuestas y no promesas!”, es una de las consignas de los Jóvenes Agentes de Cambio.

Más de 20 años de visibilizar la violencia en la región

En el marco de las elecciones, la Organización también comentó que cada cuatro años se acercan a las autoridades municipales para que aborden la violencia contra las mujeres, así como mejorar la atención de las mujeres en las distintas instancias del Estado.

Hace más de 20 años, la Organización de Mujeres Tierra Viva llegó a trabajar a la región Ch’orti’. En esa época fue declarada como territorio de hambruna y desde entonces empezaron a hablar de los problemas que afectan las mujeres mayas. “Antes no se mencionaba nada. Desde ese entonces empezamos a buscar alianzas con las distintas autoridades. Hicimos diplomados para sensibilizar primero a los elementos de la Policía Nacional Civil y a los representantes de los distintos juzgados para que tomen las denuncias”, declaró Rodas.

Ella se unió a la organización en el 2010 y recordó que al inicio los médicos eran sensibilizados sobre la violencia contra las mujeres y que los servicios de salud tenían que empezar a identificar ya que atenderían a las mujeres para las denuncias.

Sin embargo, el doctor respondió que no se involucrarían en el problema de la violencia en contra de las mujeres porque “a la vuelta de la esquina” se reconciliaban con sus agresores. “Desde ese entonces como organización empezamos a trabajar y doce años después hemos hechos distintas acciones en ese servicio de salud que hoy por hoy por lo menos ya se identifican los casos de violencia contra las mujeres, la violencia sexual en niñas y adolescentes en el territorio Ch’orti’ y ya se refiere a las distintas instancias”, añadió Rodas.

Actualmente, el MP cuenta con agencias en los cuatro municipios de la región para atender las denuncias de las mujeres.

COMPARTE