Search
Close this search box.
Créditos: Simón Antonio Ramón
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

La creación del Mecanismo de Búsqueda de Migrantes Desaparecidos enfrenta desafíos como la creación de bases de datos, la centralización de los casos previos a su creación, su extensión a nivel nacional, la atención integral a las familias y obtener un presupuesto específico.

Por Simón Antonio Ramón

La Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala (Menamig) informó que, el 13 de diciembre de 2023, el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) inauguró el Mecanismo de Búsqueda de Migrantes Desaparecidos y que en abril de este año comenzó a recibir denuncias de desapariciones de migrantes guatemaltecos en su travesía por México y Estados Unidos.

Desde los primeros días atención el mecanismo ha atendido por lo menos 24 casos.

En un boletín de prensa publicado en la página web del IGM señala que la creación de este mecanismo se dio en la sesión ordinaria del Consejo de Atención y Protección integrado por el director del Instituto que también lo preside, los ministerios de Educación, de Salud Pública, de Trabajo, Gobernación, Relaciones Exteriores, Economía, y Desarrollo Social.

También integran el Consejo, la Procuraduría General de la Nación (PGN), la Subsecretaría de Protección y Acogimiento a la Niñez y Adolescencia, de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

“Con la inauguración de la oficina del Mecanismo de Búsqueda de Migrantes Desaparecidos. Esta nueva instalación representa el compromiso continúo relacionados con la migración irregular y las personas desaparecidas en la ruta migratoria”, se lee en su boletín.

Julia González Deras, coordinadora ejecutiva de Menamig, dijo que antes de la creación de este mecanismo, los casos de desaparición de guatemaltecos los atendía el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINEX). Agregó que una de las deficiencias en la institucionalidad migratoria en Guatemala son las bases estadísticas y que espera se resuelva con este nuevo mecanismo.

“Hay subregistros, no tenemos datos, por ejemplo, sabemos que ahorita el Ministerio de Relaciones Exteriores tiene poco más de 600 casos activos que no ha trasladado a la institución responsable”, señaló.

Por su parte, Judith Erazo, del Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP), al referirse sobre la atención que debe implementar el IGM dijo: “Se debe reconocer que las familias también son víctimas, la información a los familiares debe ser continua y también diferenciada y con enfoque cultural. Establecer tiempos máximo para trasladar los reportes y realizar entrevistas para quien reportó y a familiares para conformar expedientes”.

Las organizaciones sociales como el ECAP tienen únicamente datos de las familias que atienden directamente de casos que surgieron entre 2005 a 2023. “No hay estadísticas realmente, desde el ECAP hemos trabajado con aproximadamente 250 familias que surgieron de reportes de desaparición en el MINEX y en la Procuraduría de los Derechos Humanos, lo que sabemos es que hay muchos restos forenses en las morgues en Estados Unidos sin identificar de migrantes”, señaló Erazo.

Las organizaciones valoran bien la creación del mecanismo, lo consideran una extensión a nivel nacional, porque hasta el momento solo está la oficina en el edificio del IGM ubicado en la zona 4 de la ciudad de Guatemala; pero agregaron que será un desafío el presupuesto que se le asigne.

COMPARTE