Search
Close this search box.
Créditos: Shirlie Rodríguez /Prensa Comunitaria.
Tiempo de lectura: 3 minutos

 

En la cabecera departamental de Quetzaltenango, el tráfico se intensifica a consecuencia del cierre de distintas calles en donde se realizan trabajos de reparación del asfalto. Comerciantes se ven afectados por proyectos que llevan más de cuatro meses.

Por Shirlie Rodríguez

“Por años esperamos que reparen el asfalto en este sector, pero ahora que lo hacen no tienen una planificación y tampoco hay comunicación con nosotros para informarnos de los avances”, explicó Ernesto López Macario, comerciante de Xela, cabecera departamental de Quetzaltenango.

Esta es una de las molestias de los vecinos y comerciantes que se encuentra en la 29 avenida de la zona 7 de Xela, en donde el Ministerio de Comunicaciones inició con los trabajos de mejoramiento del asfalto en el sector.

Para Lucila Rodríguez, la comunicación de las autoridades hacia las personas que tienen comercios y viven en ese sector debería ser constante, pero contrario a esto, hasta que solicitan reuniones, reciben respuestas.

En un acto protocolario, las autoridades locales dieron inicio al proyecto en noviembre de 2022, pero los trabajos comenzaron hasta febrero de este año.

Esta arteria conecta la zona 3 y 7, además es una de las salidas hacia el municipio de La Esperanza y a la autopista Los Altos, ruta hacia la capital de Guatemala.

La 29 avenida de la zona 7 lleva cerrada seis meses y afecta a comerciantes y vecinos. Foto: Shirlie Rodriguez.

Según Héctor Pérez, son más de 300 comerciantes que se ven afectados en el sector, hay desde hoteles, ferreterías, ventas de ropa, restaurantes, gasolineras y negocios de mecánica automotriz y el paso está completamente cerrado.

“Yo tengo un pinchazo desde hace más de cinco años en el lugar, pero ahora los clientes no pueden venir. Tengo pérdidas desde hace más de tres meses y no nos informan cuándo estará listo el proyecto”, dijo.

Los comerciantes en el lugar no entienden por qué no concluyen o avanzan en la construcción, ahora ya está arreglado el asfalto, pero en las orillas aún están acumulados los restos del asfalto anterior y no están colocadas las perillas para el paso del agua pluvial.

El proyecto está a cargo del Ministerio de Comunicaciones y se destinaron Q11 millones para el mejoramiento de 1. 7 kilómetros que abarca el sector conocido por los locales como la rotonda de Tecún Umán.

Al rededor de 300 comerciantes tienen cerrado el acceso por el trabajo del asfalto en el lugar. La obra costará Q11 millones. Foto: Shirlie Rodriguez

Vías alternas bloqueadas por más proyectos en construcción

El sector de la 29 avenida de la zona 7 no es el único que está bloqueado en la ciudad de Quetzaltenango, el 3 de febrero también se inició la construcción de un paso a desnivel en El Periférico, zona 6, que conduce el paso al municipio de Olintepeque y a Salcajá.

Según el contrato del Ministerio en Guatecompras, a cargo de la empresa Edifika, se tienen 12 meses para la ejecución del proyecto y tendrá un costo de Q78 millones 300 mil 185.

Una de las rutas alternas para el tránsito vehicular se trasladó a la 26 avenida de la zona 7, los vecinos de este punto refieren que es peligroso porque es constante el paso de carros, camiones y camionetas, pero la calle es angosta.

La Policía Municipal de Tránsito de Quetzaltenango al inicio de los proyectos no tenían información ni detalles, el único plan que implementaron fue la permanencia de agentes en las vías alternas.

Ninguno de los dos proyectos parece avanzar, razón por la que los vecinos exigen más agilidad de las autoridades para mejorar la circulación de vehículos en Xela, que se ha complicado en los últimos meses.

La lentitud en la construcción del asfalto genera pérdidas económicas a comerciantes locales. Foto: Shirlie Rodríguez.

 

COMPARTE