Search
Close this search box.
Créditos: Andina Ayala. Plantón frente a la Municipalidad de Mixco.
Tiempo de lectura: 7 minutos

Cuentan algunas abuelas que en otras épocas en el Cerro Alux se cultivaban hortalizas, remolachas, frijol y maíz; se podía subir a pie por las cuestas de tierra con animales de carga, e ir y venir les tomaba entre dos a cuatro horas. De regreso ellas, sus hijas, nietos y animales de carga, bajaban con la cosecha y algunas ramas para juntar fuego.

Por Andina Ayala vía Ruda

El cerro Alux es un centro natural boscoso que colinda con el departamento de Sacatepéquez y Guatemala, y sirve de captación de agua de cinco municipios para varias zonas de la ciudad capital y otras ubicadas en Mixco, donde a inicios de marzo, un grupo de personas se manifestó desde redes sociales con el lema: defendamos el cerro Alux.

Al menos dos comités de vecinos de la zona 1 de Mixco, abanderan la misión de rescate de ese cerro desde el pasado 8 de marzo y a la fecha han realizado tres plantones frente a la municipalidad y una caminata por una calle principal del área urbana.

Las vecinas que participaron en esas acciones argumentaron que existen dos licencias de construcción para  siete torres de apartamentos, que afectarían al cerro Alux. Claudia Canahuí, vecina autoconvocada a esas acciones, explicó que un proyecto es llamado Triori, de la inmobiliaria la Meseta S.A. en el  kilómetro 21.5 de la ruta Interamericana, y del otro no tenían los datos exactos, pero: “estas construcciones  ponen en riesgo al cerro y  estarían violando el área protegida”, expresó.

Osberto Gómez, de 73 años quien abriga desde hace años el patrimonio de la Casa de la Cultura de Mixco, es un vecino experto en el tema porque en la década de los noventa, fue un activo promotor de la declaración de área protegida en el cerro Alux.

“En Mixco tenemos 17 mantos acuíferos, algunos  pasan por Antigua Guatemala, Sacatepéquez, y recorren de manera subterránea la cordillera Alux. Yo mismo tuve la oportunidad de ver el caudal y su potencia, cuando frente a un edificio del hospital Herrera Llerandi en zona 10 de la ciudad de Guatemala iban a excavar un terreno. Esa zona es rica en agua porque viene de aquí”, afirmó Gómez.

Algunos sectores de zona 11 de Mixco, también corren con este privilegio explicó el entrevistado: “tienen agua día y noche con presión y no necesitan de depósitos”. Pero este no sería el caso de otras zonas, incluída la zona 1, donde se realizó la entrevista a Gómez.

El descuido de la reserva Alux inquieta a muchas personas. En teoría hay cinco municipios involucrados en su protección, varias instituciones públicas y no gubernamentales, pero las autoridades dedicadas al manejo son el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), el Ministerio de Ambiente y el de Recursos Naturales (MARN).

 Una reserva en disputa constante

La bióloga Manuela Ramírez despejó algunas dudas sobre el manejo de las áreas protegidas:

“Existen reservas naturales privadas que se han inscrito de manera voluntaria, pero son diferentes de las áreas que son administradas por el CONAP,  porque estas tienen decretos y están, por así decirlo, un poco más protegidas”, explicó.

Los usos de la reserva Alux están clasificados por zonas, además, hay un parque ecológico y un área arqueológica. En realidad, el cerro se debate entre los derechos de propiedad privada y la urgencia de conservarlo por ser un suministro de agua, oxígeno y un ecosistema para diversas especies animales.

El Plan Maestro de la Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux del año 2014, juega un papel significativo en esta dinámica porque “es el documento guía donde se establecen criterios como las zonas de amortiguamiento, zona de usos múltiples, la zona núcleo que debería ser la más protegida, pero, como es el caso de muchas áreas protegidas, que previo a ser declaradas, existían algunas comunidades haciendo uso del área”, afirmó Ramírez.

La bióloga enfatizó que el cerro Alux, es de los pocos remanentes boscosos dentro de un perímetro urbano en expansión. Por su parte, Osberto Gómez, agregó otros detalles desde su experiencia en campo cuando trabajaba en el Conap:

“La cordillera tiene agua, oxígeno, bosque y especies animales, pero ustedes entenderán que la gente lo que quiere es vender, especialmente porque no se les permite hacer lo que ellos quieran en el cerro. Se encontraban muchos taladores y sinceramente, con cuatro personas vigilando del Conap, es imposible hacer el trabajo. También la falta de drenajes nos implica infiltraciones de aguas servidas en los nacimientos”, agregó Gómez.

El cerro Alux es una cordillera boscosa de gran importancia para la región metropolitana del departamento de Guatemala, colinda también con el departamento de Sacatepéquez, está catalogado como Reserva Forestal Protectora de Manantiales desde el año 1997. Fotografía: Juan Rosales.

A lo largo de la historia, por diversas razones las y los mixqueños desmembraron sus tierras, entre ellas María Isabel Zúncar, ahora adulta mayor y abuela, aún guarda recuerdos del olor de sus vegetales frescos, del maíz y de los caminos polvosos y lodosos. Con algo de picardía mencionó la época en la que su esposo hacía licor artesanal, “la olla mixqueña”, un destilado de jocotes, que junto a otras familias guardaban clandestinamente en las cuevas del cerro Alux, ya que si las encontraban eran confiscadas por el Gobierno. Dijo que le gustaría haber conservado ese  terreno, porque “tendría una casita con bosque”.

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas entró a la vida política del país a finales de la década de los ochenta y no precisamente como una institución fuerte. En entrevista con David Illescas, Director de la Regional Metropolitana, explicó que aprobar o negar licencias de construcción no es una atribución de la institución.

“Con base al artículo 20 de la ley 4-89 de áreas protegidas, lo que nos toca es dar una opinión cuando es propuesto un proyecto. Para el área de la cordillera Alux, en las tres zonas se puede establecer infraestructura: en la zona de protección de caudales, en la zona de uso extensivo y en la zona de desarrollo urbano.”, indicó.

Las facultades del Conap sobre la reserva Alux, están respaldadas en el plan maestro, mismo que debería actualizarse cada cinco años y que desde el 2014 no ha sido modificado.

“El propietario tiene derecho a desarrollar hasta en un 40% de infraestructura, en la zona de uso extensivo donde están todos los agricultores, o la zona de protección de manantiales que son fincas. En Conap emitimos un manual de administración forestal dentro de áreas protegidas el año 2011, donde se recomienda a nivel nacional mantener un 60% libre para la infiltración de agua, pero solo es un manual técnico.  Los terrenos o lotes en las zonas de desarrollo urbano, generalmente pequeños, no aplican esta restricción”, expresó el entrevistado.

Otro elemento de análisis es que ese 40% permitido, no restringiría la infraestructura si su dimensión es vertical.

Tantos dueños para un cerro

Las y los vecinos mantienen su protesta y señalan a la municipalidad a cargo del alcalde Ernest Steve Bran Montenegro, reconocido de manera popular como Neto Bran, por haber autorizado la construcción de las siete torres proyectadas para acoger 250 apartamentos en áreas protegidas del cerro Alux.

Pero, estos terrenos antes de considerados protegidos, son propiedad privada y hay mucha opacidad sobre los permisos y aprobaciones de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) que agencias privadas presentan en el Ministerio de Ambiente.

Por su parte el Conap agregó que ellos solo emiten una opinión, después de que el ministerio de Ambiente le da el visto bueno al EIA. La municipalidad de Mixco también se escuda, cuando los proyectos vienen con los permisos de Ambiente y el visto favorable del Conap.

El 10 de marzo, Mynor Espinoza, vocero de la alcaldía de Mixco dijo al medio La Hora que el emergente movimiento de vecinos se trataba de “una campaña negra en contra del alcalde Neto Bran, como parte del proceso electoral”.

La prerrogativa de la municipalidad es otorgar o negar licencias de construcción, si fuera un ataque electoral como dijo Espinoza, también podría ser una estrategia la promesa de Neto de cancelar el permiso de construcción.

Acta municipal. Fotografía: Redes Sociales

Otros políticos elevaron el tema rápidamente, la diputada Karina Paz, disidente del partido Unidad Nacional de la Esperanza, lideró una citación a las autoridades involucradas en la denuncia de construcción en el cerro el 16 de marzo, donde reclama casi a gritos a la alcaldía de Mixco, cómo era posible que estos no contaran con una oficina que analice los estudios de impacto ambiental aprobados por el Marn.

Al final de ese día, las y los vecinos convocaron a un segundo plantón frente a la alcaldía, en donde el Concejo Municipal les entregó la revocación del permiso de construcción.

No conformes, y con un nuevo lema: Salvemos al cerro Alux, circuló otra convocatoria para una caminata desde el cementerio hacia la alcaldía de Mixco que se realizó el 22 de marzo, evocando el día mundial del agua.

El 28 de marzo de 2023, vecinos del movimiento alertaron que personal de la inmobiliaria había continuado sus trabajos y a través de su cuenta de Facebook, Neto Bran enfatizó que este proyecto está cancelado y se acordonó el terreno.

En el acto vecinas del movimiento Salvemos al Cerro Alux, recordaron al alcalde que les urge el documento firmado con los compromisos y toda la documentación de las licencias inmobiliarias.

“Necesitamos la documentación que nos ofreció, como querellante adhesivo en contra de Conap y que revisen las coordenadas que están fallidas totalmente. Conap y Medio Ambiente son los principales responsables”, dijo con voz fuerte una vecina durante la transmisión en redes sociales que hizo Neto Bran.

Otra vecina del movimiento, compartió que la inmobiliaria Triori, llegó a hablar con los vecinos y ofrecer proyectos comunitarios como una escuela de párvulos, alumbrado, drenajes, incluso cámaras de seguridad y otros beneficios si estos apoyaban los apartamentos.

Tenemos miedo que el alcalde no cumpla con sus compromisos, que eran hacer las obras que había ofrecido Triori, otra cosa que nos preocupa son los POT, porque en Sacatepéquez ya comenzaron a hacer estos Planes de Ordenamiento Territorial, y también está en miras iniciar a hacer el de Mixco, que pueden afectar al Cerro Alux”, dijo Petronila.

 

La efervescencia de torres apartamentos invade Mixco. Fotografía: Juan Rosales.

La estrategia de la empresa es similar a las que hacen los proyectos extractivos: “aquí nos pusieron unos contra otros, la compañía vino con aquello de divide y vencerás. Rapidito como en quince días organizaron un COCODE que firmaron con ellos, y eso no fue correcto. También estuvimos en contra la consulta popular privada que organizaron unos poquitos vecinos de la colonia Hojarascas y de los kilómetros 21 y 24 intentaron hacer en la alcaldía auxiliar de Lo de Coy”, relató Petronila.

Los vecinos del movimiento Salvemos el Cerro lograron parar estas acciones aseguran no tener mayor experiencia de organización social, pero esperan unirse con otros vecinos que defienden el bosque de San Lucas. También esperan que más vecinos mixqueños se den cuenta y se unan.

La protección del cerro un acto intermitente

Este no es el único movimiento que ha elevado la voz por el Cerro Alux, en el  2013, vecinos del sector noroeste de Mixco, llamaron a la acción en favor del bosque y lograron que en diciembre de ese año, la alcaldía emitiera un acuerdo que impidió la construcción del complejo de torres de apartamentos Altos del Pino en área protegida del cerro Alux.

Publicado originalmente vía Ruda 

COMPARTE