Search
Close this search box.
Créditos: Juan Bautista Xol
Tiempo de lectura: 4 minutos

 

El periodista Juan Bautista Xol ha sido corresponsal de Prensa Comunitaria en Izabal durante los últimos dos años del Gobierno de Alejandro Giammattei. Ha realizado investigaciones sobre actores detrás de la operación minera de níquel y recientemente de personas cercanas a uno los candidatos a alcalde de la municipalidad de El Estor.

Por Prensa Comunitaria

El miércoles 22 de marzo, cuando el periodista Juan Bautista regresaba a su casa a las 20:30 horas, pinchó la llanta de su moto, por lo que optó por empujarla hasta su casa, ubicada en el Barrio San Jorge, en el municipio de El Estor, a unos 320 kilómetros de la ciudad de Guatemala.

Para su sorpresa, fue seguido por un autopatrulla de la PNC, un picop Toyota Hilux con la sirena encendida, en el que se transportaban seis agentes policiales. Al momento de llegar a la puerta de ingreso a su vivienda los elementos policiales lo rodearon y de forma abusiva amenazaron con detenerlo. “Vos tenés una denuncia”, le dijo un agente.

Los policías lo revisaron y le tomaron fotografías; cuando el periodista les exigió una explicación, le respondieron de forma prepotente que él tenía una denuncia, pero no le dijeron de qué se trataba la acusación.

El periodista les pidió un documento judicial que hiciera constar los motivos de la diligencia policial, les informó que él también forma parte del Comité Comunitario de Desarrollo (COCODE) y mostró su acreditación, además de indicarles que al COCODE no se le ha notificado de ninguna denuncia. Los agentes le reprocharon y gritaron: “gente más mierda”.

“En el barrio San Jorge tenemos buena organización y las patrullas de la PNC rara vez circulan por este lugar, pero en la última semana han estado circulando de manera constante, especialmente frente a mi casa”, expresó el periodista.

Finalmente, los agentes de la PNC se retiraron del lugar. Hasta este viernes 24 de marzo, Bautista no ha sido notificado, por el contrario, un abogado pudo corroborar en la sede del Ministerio Público y la comisaría de la PNC, que no existe ninguna denuncia en su contra.

Seguimiento, vigilancia y antecedentes de otras amenazas

Según el periodista, días antes a este 22 de marzo, una patrulla de la PNC lo había seguido, parqueándose frente de su casa, acción que le pareció extraña pues esa calle no es una de las principales del barrio y por las noches la circulación de vehículos y personas es limitada.

Esto coincide con la presencia de vehículos ajenos al lugar y a la vigilancia de la que son objeto las principales autoridades ancestrales Maya Q’eqchi’ y directivos de la Gremial de Pescadores Artesanales de El Estor.

En lo que va del 2023 el periodista ha sufrido otros actos de intimidación, el primero ocurrió el pasado 1 de marzo, cuando se hizo una publicación sobre el perfil del precandidato al alcalde municipal, José Antonio Ichic, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). A los pocos minutos de que se hiciera la publicación, tres hombres desconocidos llegaron a buscarlo a su casa y dijeron a sus familiares que lo buscaban por esa publicación, una nota periodística cuya autoría es ajena a él.

El periodista estuvo recientemente documentando las denuncias de los ex trabajadores de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) y de la Compañía Procesadora de Níquel de Izabal Pronico, ambas propiedades de la transnacional ruso-suiza Solway, esto sobre despidos injustificados y otras denuncias hechas por los trabajadores mineros.

El 10 de enero, el periodista cubrió una reunión de varias autoridades con los dirigentes de la comunidad Chapín Abajo. Ese día, Andrea Solares de la Comisión Presidencial de Diálogo (CPD), intentó evitar que Juan Bautista Xol diera cobertura periodística al diálogo, pero la intervención de las autoridades ancestrales permitió que continuara con su labor informativa.

La encargada de CPD afirmó que ellos habían trasladado a dos periodistas; uno de Prensa Libre y otro de Nuestro Diario. Se confirmó que quienes llegaron con cámaras iban con chalecos antibalas de la PNC, uno de ellos es comunicador social en El Estor.

Autoridades de Chapín Abajo piden al gobierno detener la criminalización en El Estor

En 2021

Ha recibido intimidaciones de personas que simpatizan con las actividades de la minera y del proyecto Fénix. Durante el estado de sitio en octubre de 2021, su vivienda fue allanada por la PNC, el ejército y el Ministerio Público (MP). En dicho operativo le incautaron su teléfono y fue retenido durante 3 horas frente a su familia.

Previo al allanamiento, fue señalado por la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de haber participado en las manifestaciones del 22 de octubre y lo identificaban con una persona que aparece en una fotografía portando una escopeta y el rostro cubierto. Ese día, un equipo de cinco periodistas de Prensa Comunitaria hicieron cobertura de la represión estatal en contra del pueblo Q’eqchi’, cobertura que realizaron junto con Juan Bautista Xol.

Por estos señalamientos se solicitaron medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, junto a los periodistas Baudilio Choc y Carlos Ernesto Choc, a través del Bufete de Pueblos Indígenas, solicitud que sigue en proceso.

Allanamiento en casa del periodista Juan Bautista Xol, acto de criminalización y censura

En 2022

En noviembre de 2022, las autoridades Q’eqchi’, de la comunidad Chapín Abajo, en el área sur de El Estor, denunciaron haber recibido tres llamadas, supuestamente del número de teléfono que utiliza el periodista Juan Bautista Xol, quien forma parte de Prensa Comunitaria. Durante las llamadas, las autoridades lograron escuchar la voz de un hombre que los invitó a una reunión, relató el periodista. Durante el 2022 el periodista sufrió cinco agresiones de diferente tipo, relacionadas con la actividad minera en el municipio.

Desconocidos se hacen pasar por periodista comunitario en El Estor y amenazan a autoridades indígenas

COMPARTE