Search
Close this search box.
Créditos: oaxaca.media
Tiempo de lectura: 2 minutos

En la categoría de “alta restricción”, se encuentra Guatemala, registrando un salto cualitativo en la gravedad de las agresiones a la prensa, con casos de encarcelamiento y exilio de algunos comunicadores. En los últimos puestos de libertad de expresión cierra el año el país, esto a la par de la regresión autoritaria.

Por Luis Ovalle

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) presentó el último ranquin en materia de libertad de prensa y expresión en las Américas, en el que Guatemala aparece en el puesto 19 de 23, con dos puntos menos en relación al año anterior, solo por arriba de Cuba, que se encuentra en la posición 20, Venezuela, en la 21 y Nicaragua en la 22. México, donde 19 periodistas han sido asesinados este año, ocupó el puesto 17. La SIP también renovó a su junta directiva, nombrando a Jose Rubén Zamora miembro de la directiva para el año 2022-2023 estando en prisión política.

Este ranquin, o Índice de Chapultepec, es un barómetro del estado de las acciones institucionales en materia de libertades de prensa y expresión, que se basa en los principios de las declaraciones de Chapultepec y de Salta, adoptadas por la SIP en 1994 y 2018, respectivamente.

Los países con plena libertad de expresión y de prensa, según el indicador de la SIP, son Canadá y Jamaica, mientras que Cuba, Venezuela y Nicaragua siguen compartiendo los tres últimos lugares, Guatemala está a un paso de integrar este grupo.

El ranquin fue presentado en ocasión de la 78 Asamblea General de la SIP, que concluye este domingo en Madrid, España.

De acuerdo con la información, más de 150 expertos participaron en la muestra de esta edición, entre ellos periodistas, directivos de medios, académicos y abogados expertos en libertad de expresión. Además, fueron incorporados nueve datos cuantitativos de violencia e impunidad.

El estudio incluye agresiones, homicidios, ataques a medios, datos que se incorporaron a las cifras de desplazamientos forzados.

Guatemala es el único país de la región con una calificación en color rosado, muy cerca del rojo, con la categoría “alta restricción” de las libertades de prensa y expresión.

En la dimensión “Violencia e Impunidad”, Guatemala aparece en color rojo, con 7.12 puntos, solo por debajo de México, que obtuvo 7.71 puntos.

El país en el contexto de la llegada del gobierno de Alejandro Giammattei Falla y la cooptación del Estado, se ubicó en 2020 en la posición 15; en 2021, en la posición 17 y ahora, en 2022, en la posición 19, esto debido a que tuvo una variación de 4 posiciones en las últimas dos ediciones del Índice de Chapultepec.

En esta última edición se ubicaron en “alta restricción” a la libertad de prensa y expresión, Bolivia y Brasil; en 2021, solo Brasil y en 2022, solo Guatemala.

Múltiples voces desde periodistas y medios independientes en Guatemala, hasta voces regionales e internacional están dando la alerta sobre el avance de las restricciones a la libertad de expresión y libre ejercicio periodístico en el país.

Carlos Dada: “Cada vez es más difícil hacer periodismo en Centroamérica”

Señalan a Guatemala de criminalizar a periodistas y limitar la libertad de expresión

COMPARTE