Search
Close this search box.
Créditos: Jorge De León
Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Las autoridades no se han pronunciado por este hecho que involucra al Ejército, a la PNC y al CONAP; la PDH en Petén dice no tener conocimiento, mientras autoridades comunitarias de Laguna del Tigre y Sierra de Lacandón exigen justicia.

Por Prensa Comunitaria

Un campesino fallecido y dos heridos, es el resultado de un ataque cometido por elementos del Ejército y de la Policía Nacional Civil (PNC). Según relatos de campesinos, fueron atacados a balazos cuando recogían su cosecha en el área de la comunidad La Revancha, en la Sierra de Lacandón, municipio de La Libertad, Petén.

A decir de los afectados, elementos de la División de Protección a la Naturaleza (DIPRONA) de la PNC y del Ejército de Guatemala, acompañados por trabajadores del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), habrían disparado de forma indiscriminada contra los tres campesinos; uno de ellos falleció, por la gravedad de las heridas.

Los heridos fueron trasladados por los mismos pobladores al puesto de salud de El Paraíso, ubicado en el kilómetro 607, lugar donde Sergio López Osorio, de 38 años, perdió la vida. Al lugar se presentaron investigadores del Ministerio Público (MP) para las averiguaciones correspondientes.

Hasta el momento las autoridades no se han pronunciado al respecto. Se consultó a la delegación de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en Petén, pero dijeron desconocer el caso.

Las comunidades de Laguna del Tigre y Sierra de Lacandón, a través de un comunicado, condenaron este hecho de sangre que, señalaron, se suma a otros en el área y enluta una vez más a las comunidades, con el pretexto de conservación de áreas protegidas.

Destacan además, que han exigido el diálogo al más alto nivel, pero las autoridades les han cerrado la puerta, amparándose en la Ley de Áreas Protegidas. Recuerdan que en 2016 presentaron una propuesta de solución, en la que el Estado, a través del CONAP tomara como aliadas a las comunidades, en la conservación, pero todo ha sido rechazado por las autoridades de Gobierno.

Asimismo, subrayan que existe una clara política de persecución y exterminio, en contra de esta población, que no tiene otra salida que buscar, por sus propios medios, los alimentos y mejores condiciones de vida, ante un Estado que no hace más que asesinar y expulsar a sus habitantes.

Por último, exigen justicia, que se capture de inmediato a los elementos que integraron esa comisión el 14 de febrero en el área y sean procesados por asesinado de un campesino.

COMPARTE