Search
Close this search box.

El retorno de las almas: las reliquias mayas deben volver a su lugar de origen

COMPARTE

Créditos: Anuto Chavajay Ixtetelá durante su presencia en el Museo de América en Madrid, España, para visitar una reliquia o códice maya conocido de manera errónea como “Códice de Madrid”. Foto: José Abajo Izquierdo
Tiempo de lectura: 7 minutos

 

“El retorno de las almas”, es una acción estética realizada por el artista Tz’utujil Anuto Chavajay Ixtetelá con la cual busca identificar, ratificar, dignificar y retornar “Reliquias del pueblo maya” que se encuentran en diversas partes del mundo, en colecciones privadas o públicas.

 

Por Diego Petzey

Anuto Chavajay Ixtetelá caminaba por las inmensas calles de Madrid en España, el 12 de octubre de este año. Vestía con un traje completo de color rojo fuego. En la cabeza llevaba puesto un tocado, adornado sutilmente con dos plumas grandes, una máscara con cejas y bigotes pintados en color dorado cubrían su rostro y en sus hombros una especie de estola con dos figuras de hachas.

La intención de Chavajay, al usar esta vestimenta, fue representar una figura ancestral de mucha importancia; el acto artístico consistió en recrear la visita de una persona con dignidad episcopal en el mundo del catolicismo español.

Ese día, el artista originario de San Pedro La Laguna, visitó la tumba de Cristóbal Colón y la plaza donde se le erigió un monumento, la Catedral de Sevilla, El Archivo General de Indias, la Torre de oro. En todos los lugares los españoles se mostraban sorprendidos e indagaban de qué se trataba el acto del artista.

El artista guatemalteco durante su presencia en el Museo de América en Madrid, España, Foto: José Abajo Izquierdo
Anuto Chavajay frente a la Torre de Oro en Sevilla, España, Según registros históricos el Rey Pedro I guardó en este lugar los tesoros y todo el oro que provenia de pueblos mayas durante la invasión. Foto: cortesía.
Anuto Chavajay frente a la Torre de Oro en Sevilla, España, Según registros históricos el Rey Pedro I guardó en este lugar los tesoros y todo el oro que provenia de pueblos mayas durante la invasión. Foto: cortesía.

Las reliquias mayas son almas que fueron arrancadas

El Rijtual, es un performance titulado por Chavajay como “El retorno de las almas”, con el cual busca identificar, ratificar, dignificar y retornar a Guatemala las reliquias del pueblo maya, que son elementos simbólicos que forman parte de la historia y del conocimiento ancestral de los pueblos mayas.

Dichas piezas fueron extraídas de su lugar de origen para ser exhibidas en museos o colecciones privadas en diversas partes el mundo. La acción artística tiene como objeto el retorno de varias de estas reliquias a sus lugares de origen. Para el artista “son almas que han sido arrancadas y despojadas por la llamada colonización”.

De forma simbólica, la primera acción realizada por el artista fue tatuarse en las plantas de los pies los nombres de cuatro libros sagrados mayas: el Popol Wuj, el Memorial Tecpán-Atitlán de Sololá, Chilam Balam y el Rabinal Achi. Los tatuajes fueron realizados en el interior del Museo Nacional Reina Sofía en Madrid, España.

El proyecto incluye enviar una solicitud a las autoridades competentes para el retorno del Popol Wuj al pueblo de Chichicastenango y así devolverlo al lugar donde el manuscrito fue encontrado. El texto histórico de los K’iche’ se encuentra en la colección Ayer, de la Biblioteca de la Universidad Newberry de la ciudad de Chicago, Estados Unidos, a donde el artista, junto con autoridades ancestrales dirigirán su solicitud.

Guatemala es un pueblo sin alma

Para Chavajay “El pueblo de Guatemala desde hace mucho tiempo que no tiene alma”, porque las reliquias sagradas ancestrales se encuentran dispersas en muchas partes del mundo y les han cambiado los nombres para adaptarlos a los tiempos establecidos por la modernidad occidental.

“Guatemala, al no tener alma, se encuentra enferma, desnutrida y triste, porque ha sido traumada y asustada” y, por esto el Rijtual, acción performance que busca que el alma de Guatemala retorne, a través de sus reliquias, para hacer justicia a la historia y con ello abrazar la herencia para sanar la historia de dolor y despojo, y a través de esa dignificación llamada arte”, concluyó el artista.

La artista Colombe Garnier Rojas fue quien tatuo el nombre de cuatro reliquias mayas en las plantas de los pies de Nuto Chavajay en el interior del Museo Nacional Reina Sofía de Madrid. Foto: cortesía.
Nombres de los cuatro libros sagrados mayas: Popol Wuj, Memorial de Sololá, Chilam Balam y Rabinal Achí tatuados en las plantas de los pies de Anuto Chavajay. Foto: Luis Soto.

 

La sustracción de reliquias mayas sigue ocurriendo

El 10 de noviembre pasado la Policía Nacional Civil (PNC) capturó Stephanie Allison Jolluck en el Aeropuerto Internacional la Aurora, una mujer de origen estadounidense que intentó sacar del país dos reliquias mayas ocultándolas en su maleta.

Sin embargo, el Juzgado Pluripersonal de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de turno, decidió ligarla a proceso penal por el delito de tráfico de tesoros nacionales. Pero un día después fue beneficiada con medida sustitutiva, de prisión domiciliar, la cual establece la prohibición de salir del país.

Tres días después de este hecho, Allison Jolluck fue capturada por segunda ocasión junto a Giorgio Salvador Rossilli, también de origen estadounidense, cuando en el vehículo en el que se conducían, transportaban 166 piezas consideradas reliquias y patrimonio cultural de la nación.

Por estas detenciones, la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) y la Fiscalía de Delitos contra el Patrimonio Cultural de la Nación, del Ministerio Público (MP), allanó varios inmuebles en los que localizó 722 reliquias prehispánicas, de jade y basalto, 500 piezas de dimensiones pequeñas y 4 libros históricos arqueológicos.

Según el reporte policial, las reliquias fueron entregadas a la Dirección General de Patrimonio Cultural y Natural del Ministerio de Cultura y Deportes (MCD), para su resguardo y custodia.

Otro caso de extracción de reliquias ocurrió en agosto del año pasado; a través del convenio de exportación temporal No. 11-2021 con el que el Ministerio de Cultura justificó que las reliquias Trono I y el Dintel III fueran sacadas del Museo Nacional de Arqueología y Etnología para ser trasladadas al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, para supuestamente ser restauradas, los trabajos durarían un año, para que en octubre de este año las piezas retornaran al país.

Sin embargo, un mes después de haberse finalizado el convenio con el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, las reliquias no fueron retornadas al país y sin ninguna información por parte de las autoridades gubernamentales. Se sabe que desde el 21 de noviembre de este año las reliquias el Trono I y el Dintel III están siendo exhibidas en la exposición: Lives of the Gods: Divinity in Maya Art, que durará hasta el 2 de abril de 2023.

Así como estas dos reliquias también se puede mencionar el Códice Maya, que se encuentra en Dresde, Alemania y el códice maya que se encuentra en Madrid, España.

Parte de las mas de 1,200 reliquias mayas encontradas en la residencia de dos estadounidenses en Antigua Guatemala en noviembre de esta año por la Policia Nacional Civil. Créditos: cortesía.
La reliquia maya conocido como Trono I exibida en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Foto: James Doyle.

 

Para el pueblo maya todo tiene alma

Dolores Quievac Sapalú, lideresa Tz’utujil, de la Asociación Comunitaria Manos de Atitlán, (AMA), en Santiago Atitlán, Sololá, relató que para la población maya cada elemento visible o no visible que se encuentra en cualquier espacio y tiempo tiene una razón de ser y una misión, desde una piedra hasta un cerro o una montaña forman parte de la misma vida y por lo tanto también tiene un alma.

Quievac Sapalú indicó:

Cuando una persona sufre algún hecho traumático por muy mínimo que sea, por ejemplo, un accidente, algún susto o una caída leve, nuestros abuelos nos enseñaron que siempre se debe hacer un ritual para llamar el alma de la persona para que pueda gozar de bienestar, así como una persona individual, nosotras como indígenas también sabemos que nuestro territorio y la colectividad también tienen alma al igual que todo ser visible o no visible.

Por último, Quievac Sapalú reflexionó sobre la realidad sociocultural y política en las que se encuentra Guatemala en la actualidad, las violaciones a los derechos humanos, la destrucción de los cerros o montañas por las empresas mineras, la contaminación del agua por megaproyectos, las persecuciones y criminalización a los defensores de la naturaleza y derechos humanos cada día van en aumento y las condiciones de vida para la población indígena cada día empeora. Esta situación, agregó, no cambiará si no vemos a toda la colectividad como un solo cuerpo al que le hace falta su espíritu o su alma.

“Las acciones que está realizando Benvenuto Chavajay son importantes porque no se quedan únicamente en lo artístico, sino que transcienden para venir a curar la colectividad y para retomar nuestras luchas desde las territorialidades”, concluyó Quievac Sapalú.

 

Un grupo de mujeres originarias de Santiago Atitlán dialogan sobre las realidades de vida a las que se enfrentan los pueblos indígenas en Guatemala, en las instalaciones de la Asociación Comunitaria Manos de Atitlán. Foto: Diego Petzey.

 

COMPARTE