Search
Close this search box.

Cuevas de Candelaria Mucbilhá, un espacio de turismo comunitario en Alta Verapaz

COMPARTE

Créditos: Yeimi J. Alonzo
Tiempo de lectura: 7 minutos

 

Entre los municipios de Chisec y Raxruhá en Alta Verapaz, en la región conocida como Franja Transversal del Norte, se encuentra ubicado el Parque Nacional Cuevas de Candelaria Mucbilhá, creado en 1999 para proteger uno de los sistemas de cuevas más importantes de Guatemala y Latinoamérica.

Por Yeimi J. Alonzo

El turismo en Guatemala es una de las principales fuentes de ingresos económicos y uno de los destinos más visitados en Centroamérica por su diversa riqueza natural y cultural. Guatemala es catalogada como “el país de la eterna primavera” y “el corazón del mundo maya”, por toda la experiencia mística y ancestral que, entre otras, tiene por ofrecer durante cualquier época y en particular durante la Semana Santa.

De acuerdo con cifras del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), en 2023 el turismo alcanzó el 90 por ciento de recuperación, en comparación con los niveles registrados antes de la pandemia.

En 2023, durante la Semana Santa, la mayoría de los visitantes internacionales provenían principalmente de El Salvador (53%), Estados Unidos (16%) y Honduras (10%), según datos de Investigación y Análisis de Mercados de la institución.

Alta Verapaz figura como uno de los destinos más visitados del país por sus impresionantes maravillas naturales, culturales, gastronómicas e históricas, donde, según el Inguat, su ubicación geográfica y su variedad altitudinal, favorecen la existencia de varios microclimas y ecosistemas ricos en biodiversidad; estos ofrecen una experiencia única y memorable para sus visitantes.

Turismo comunitario y rural

La Federación Nacional de Turismo Comunitario (Fenatucgua) describe este concepto como “la actividad turística administrada y gestionada por comunidades rurales organizadas. A través del turismo, las comunidades revalorizan y manejan adecuadamente su patrimonio cultural y natural, generando ingresos para el desarrollo sostenible de sus familias y para un mejor cuidado de sus recursos”.

Entre los antecedentes de este concepto, el Inguat menciona que, en 2004, por iniciativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), convocaron a los sectores interesados para definir la estrategia nacional de turismo comunitario.

Uno de los principales logros fue la conformación de la Fenatucgua, integrada por 28 destinos turísticos. Actualmente en la base de datos del Inguat hay más de 50 comunidades con alto potencial turístico, entre ellas el gran sistema de Cuevas de Candelaria en el área de Mucbilhá en Raxruhá.

No obstante, para Erick Romeo Choc Ico, gestor y promotor turístico cultural de las Verapaces, “al turismo comunitario no se le ha escuchado y no se le ha apoyado del todo, pues necesita de infraestructura adecuada y formación. Es importante promover a los comunitarios ya que directamente esta es un área que ha sido afectada durante la pandemia y no han sido escuchados en sus necesidades”.

Choc Icó agregó que como guías comunitarios están promoviendo y activando el turismo comunitario y rural desde el año 2016, el cual considera que es bastante factible al involucrar a las comunidades en el desarrollo económico local.

De igual manera explicó que, a través de ello, se han visto las acciones que han ejecutado desde el conocimiento y las necesidades de cada destino turístico en diferentes municipios de Alta Verapaz.

“Tenemos varios grupos que se han venido fortaleciendo y han confiado en nosotros para hacer actividades como las “fan trips” en donde invitamos a medios locales, organizaciones y particulares a que conozcan de los proyectos para su promoción”, indicó el promotor turístico.

De acuerdo al Plan de Desarrollo Turístico del municipio de Cobán hecho por el Inguat en 2019, “los retos que se enfrentan para fortalecer el turismo como medio para el desarrollo incluyen la inexistente inversión municipal para potenciar el turismo y la falta de conectividad aérea a los principales centros de distribución; la articulación y organización es débil, debido al divisionismo entre agrupaciones del sector turístico privado que impide concretar una agenda en común para el trabajo conjunto con la municipalidad e Inguat.”

También indicaron que las áreas protegidas, -a su vez constituyen sitios de interés turístico-, carecen del recurso humanos, equipamiento y capacidades de gestión para incrementar las visitas, cumpliendo con estándares de sostenibilidad, por lo que se creó dicho plan para posicionar a Cobán y el departamento de Alta Verapaz como eje turístico principal con mira al año 2025.

Conozcamos más sobre el paraíso sagrado de los mayas

En el kilómetro 433, de la Franja Transversal del Norte (FTN), en el caserío Secacao, de Raxruhá se encuentra el Parque Nacional Cuevas de Candelaria Mucbilhá, que significa “Río escondido” y forma parte del Sistema de Cuevas de Candelaria Camposanto (68 cuevas divididas en 3 partes) con una extensión de 33 kilómetros.

Además, el parque cuenta con un río subterráneo (corazón del sistema de Cuevas de Candelaria), el cual ofrece caminatas dentro de las cuevas secas, un recorrido por las corrientes del río subterráneo en tubo (tubing), la aventura de hacer rapel a una altura de 60 metros, hospedaje en bungalows y un área de acampar (camping).

También hay diversidad de platillos locales, como el tradicional “Kak Ik” (sopa de pavo) y un lugar ceremonial, así como la reciente apertura del Hotel y Restaurante Villa Quetzaly, que está ubicado a la orilla de la carretera para promover dicho sitio.

El lugar no contaba con la infraestructura apropiada para brindar información del proyecto que ha unificado a la comunidad, generando empleo y desarrollo colectivo, y a su vez, es administrado por las comunidades Candelaria Camposanto y Mucbilhá, con intervención del Ministerio de Cultura y Deportes, ya que, este se encuentra dentro de un patrimonio cultural.

Víctor Leonel Cu encargado del lugar explicó que en el sistema de Cuevas de Candelaria hay 73 kilómetros de río subterráneo.

“Después de la pandemia estamos intentado reactivar el turismo, ha sido muy difícil porque caímos en quiebra pues no hubo visitas durante ese tiempo. Hoy nuevamente estamos promoviendo actividades incluida la apertura del nuevo Hotel y Restaurante Villa Quetzaly para que conozcan el sistema de cuevas y las actividades que ofrece la comunidad Mucbilhá”, dijo Cu.

Según el guía comunitario de las Cuevas de Candelaria Mucbilhá, Marcelino Cac -cuenta con experiencia de 23 años en turismo comunitario-, “para bien de la comunidad”, la población ha crecido. De ocho familias que la fundaron en los años 70, ahora hay más de 490 personas que conforman la comunidad.

Marcelino, mientras caminaba por los senderos verdes que conducen a la segunda entrada del complejo de cuevas, también contó que las familias asentadas en este lugar provenían de varios lugares como Cahabón, San Juan Chamelco, Lanquín y San Pedro Carchá quienes migraron por no tener suficiente tierra donde vivir y cultivar alimentos, además de estar demasiado cansados de trabajar para los patrones en los cultivos de café, quienes les daban un solo día de descanso, tiempo que no les alcanzaba para realizar sus tareas personales y familiares.

“Mis finados padres descubrieron estas tierras, ellos tenían mucho conocimiento sobre este lugar. No lo contaban porque no podían hablar español y no hallaban cómo dar la información. Gracias a una escuela que se abrió aquí después de 1985, los niños empezaron a aprender español y nuestro idioma materno Q’eqchi’ y ya las cuevas fueron publicadas y conocidas en 1999. En 2004 empezamos a abrirlo al público y vinieron los primeros grupos a visitar este lugar”, explicó Marcelino.

Acá también se encuentra “la entrada de Xibalbá”, también conocida como el inframundo maya, un plano dentro de la cosmovisión maya considerado como el panteón descrito en el libro sagrado del Popol Vuh.

Marcelino advirtió que a la entrada de este lugar, antes de ingresar se debe de pedir permiso por ser un lugar sagrado donde vivieron nuestros antepasados, quienes estaban muy conectados con el lugar, a tal punto que obtenían la sabiduría sobre el momento en que se daría un cambio de clima o un evento de esta naturaleza.

Por otro lado, Anelise López delegada del Inguat en Alta Verapaz, indicó que “es valioso aportar en la divulgación y promoción de este sitio tan maravilloso durante la Semana Santa”. En el municipio de Raxruhá también hay otros atractivos como las Cuevas de Valle Verde y Cuevas de Candelaria Camposanto, agregó.
Según la representante del Inguat, en el área de la aldea Yalicoc también se encuentra el balneario manantial Los Tellos, balneario El Tucán y Yaliha’ los cuales están preparados para recibir a los visitantes durante estos días, en los cuales se puede vivir y disfrutar de toda su riqueza natural.

Los precios de entrada a las Cuevas de Candelaria Mucbilha son de Q75 para extranjeros y Q50 para nacionales. La entrada al tubing a Q100 para extranjeros y Q75 para nacionales con recorridos de poco más de una hora, mientras el rapel a Q100 para cualquier visitante.

Asimismo, el camping tiene un valor de Q50 por carpa sin importar el número de personas que quepan. Asimismo, el recién inaugurado Hotel y Restaurante Villa Quetzaly ofrece habitaciones desde Q85 con acceso a internet, aire acondicionado, televisión, piscina, salón de eventos y parqueo. El número para reservaciones es el (+502) 4864-9662.

Foto de Yeimi J. Alonzo

“Hago un llamado a las autoridades a que escuchen y le aporten al turismo comunitario, sabemos que aquí está el eje. Se ha integrado una organización internacional llamada -MEDEGUA- Mesa de Desarrollo Económico Comunitario donde se han creado varias mesas técnicas con diferentes autoridades comunitarias locales, empresarios e instituciones y organizaciones nacionales y extranjeras para que se escuche al turismo comunitario”, expresó el gestor Erick Romeo Choc Ico.

Por último, la comunidad entera hace la cordial invitación a visitarlos y apoyar el turismo comunitario que beneficia a estas familias maya Q’eqchi’ en esta y cualquier época del año. “Con ese porcentaje de entrada estamos colaborando para el mantenimiento del sitio ya que se necesita dinero para mantenerlo”, concluyó Marcelino guía turístico comunitario.

Según información de los comunitarios, el suelo de este lugar está hecho de piedra caliza y se creó hace cientos de años. Investigadores indican que Centroamérica estaba cubierta por mar.

Las conchas y huesos de animales marinos muertos se fueron juntando en el fondo de este y al quebrarse se convirtieron en polvo. Con los años este polvo se fue pegando hasta formar el suelo de la piedra caliza. Con el paso del tiempo el mar que estaba sobre nuestro país se fue secando y dejó el suelo de piedra caliza que ahora cubre gran parte de Guatemala, dando paso a la formación de innumerables cuevas.

COMPARTE