Search
Close this search box.
Créditos: PNC
Tiempo de lectura: 2 minutos

El Ministerio de Gobernación confirmó el último aumento de salario para los policías otorgado durante el gobierno de Alejandro Giammattei. El sueldo de los agentes está por encima del sueldo mínimo, sin contar sus bonificaciones.

Por Prensa Comunitaria

Subinspectores, inspectores, oficiales, comisarios y el mismo director de la Policía Nacional Civil (PNC) recibieron un aumento de salario de Q600. La bonificación es la segunda que se registra en el presente ejercicio fiscal. En febrero, se les dio un aumento de la misma cantidad y, con el publicado este miércoles, la cifra llegó a los Q1,200.

De esa manera, los efectivos reciben un salario de Q3,554 mensuales. El incremento se brindó, según el Ministerio de Gobernación (MINGOB), para dignificar a agentes y personal administrativo de la PNC.

El titular de la cartera del Interior, Byron René Bor, indicó que los oficiales se merecían el aumento y mencionó que era un reconocimiento a su sacrificio. “Que sea una motivación para continuar brindando un servicio de calidad a la población”, acotó.

El MINGOB dijo que el aumento se hará efectivo en el presente mes y beneficiará a más de

a más de 44 mil de sus trabajadores. Este aumento representará un gasto anual adicional de por lo menos Q316.80 millones.

Esa carga la tendrá que asumir el gobierno de Bernardo Arévalo, quien podría tener un presupuesto difícil de ejecutar, debido a los múltiples candados que el Congreso impuso en el decreto, que está pendiente de que lo apruebe Alejandro Giammattei.

A los Q3,554, habrá que sumarle los bonos de los agentes. De esa manera, los policías recibirán como mínimo Q7,354 y si tienen alguna especialidad podrían obtener Q8,354.

Esta medida se une a otras acciones del MINGOB, como la entrega de uniformes azules, que además de buscar dignificar a los agentes, permite que tengan las “herramientas necesarias para realizar su trabajo de manera efectiva”.

Sin embargo, algunos de los efectivos se han quejado de la calidad de los uniformes que les entregaron, pues se rompen, descosen y la tela es de mala calidad. Por las prendas, la cartera del Interior pagó Q80 millones.

COMPARTE