Santa Cruz Verapaz: hidro Renace Insaciable en el territorio del Tezulutlán

COMPARTE

Créditos: renace

  renace2

Texto y fotografías: Rony Morales

Los pueblos indígenas  del norte de Guatemala  achi’, poqomchi’, q’eqchi’ y mestizos enfrentan las consecuencias de una nueva invasión y despojo consecuencias de colonialismo, intereses nacionales y trasnacionales que dominan la realidad de los pueblos que viven en  la tierra del Tezulutlán. En esta realidad se ve que las empresas van saqueando y destruyendo los bienes de  la madre tierra, tanto naturales y minerales y los pueblos siguen siendo golpeados por las crisis y un estado de terror permanente

Para los pueblos indígenas la tierra y el agua  es  sinónimo de vida. Allí es de donde se come y se desarrolla la vida, parte de la vida cultural y la historia.

 El 8 de octubre la representación de los diferentes pueblos de la región norte se dieron cita para conocer la investigación sobre las hidroeléctricas en Guatemala, un estudio sobre el impacto de dos hidroeléctricas hidro Santa Cruz en Barrillas Huehuetenango y el complejo de 5 hidroeléctricas Renace.

renace1

Durante la presentación del estudio, Antonio Rodríguez Carmona, investigador que dio a conocer los hallazgos  y mencionaba que para los dos casos existía capital e inversiones de trasnacionales españolas en su calidad de concesión o contratista.

El complejo hidroeléctrico Recursos Naturales y Celulosas (RENACE, S.A.) pertenece a un grupo de empresas denominadas CMI quienes adjudicaron contratos a Renace-cobra, empresa española que pertenece a ACS líder mundial en infraestructura.

Durante esta actividad los  representantes comunitarios dieron a conocer que esta empresa busca a través de la división comunitaria, la cooptación de algunas personas y líderes,  crear un escenario favorable  y la continuidad de sus proyectos  y que en Alta Verapaz cada día aumenta el descontento y la problemática frente a los proyectos hidroeléctricos.

Estas personas de interés en obtener mayor capital están invadiendo los territorios y estableciendo un poder total en las comunidades, los  derechos humanos son vulnerados en este sentido ya que las poblaciones dependen del río y el no poder accesar a ella ha  generado que la empresa  viole el acceso de agua, a la consulta y despojo a la tierra.

Engaños, criminalización, intimidación, persecución a líderes comunitarios, abusos y agresiones se dieron a conocer durante la presentación donde hubo testimonios de mujeres en temas de violaciones sexuales (las cuales no fueron denunciadas por temor y vergüenza) y que fueron cometidas por personal de Renace.

 Además se dio a conocer el  caso de desaparición  del  joven Ovidio Xol Chub que está ligado a un funcionario de  Renace, el recibió coaccione y amenazas cuando fue a denunciar los hechos al juzgado del municipio,  su familia no lo ha vuelto a ver y en la actualidad la familia puso la denuncia en la unidad de delitos en contra activistas de derechos humanos del  Ministerio Publico (MP) pero hasta el momento no se tienen avances.

Cahabon: En el caso de Renace no le preguntaron al pueblo, ya que no hubo consulta  buena fe, de vecinos o comunitaria, como manda la normativa para pueblos indígenas. Ofrecieron cosas y la gente, que no tiene formación, no hizo nada, no sabía lo que pasaría con el río Cahabón.

San Juan Chamelco hizo presencia para demostrar su solidaridad con las comunidades afectadas por la empresa, ya que actualmente existen empresas que también están llegando a sus comunidades con el objetivo de introducir hidroeléctricas en el área, sin embargo indicaron que no dejarán instalar ninguna empresa en los ríos y nacimientos de agua en el área.

“Nuestras abuelas y abuelos nos cuentan que el territorio ha sido fuente de vida y de sobrevivencia de la historia de los pueblos, pero vemos que en esta realidad están repartiendo el territorio, estamos siendo arrinconados en el territorio. Primero hacia la montaña y ahora estamos siendo sacados de ahí hacia las ciudades intermedias, para que los poderosos destruyan lo último que queda de la madre tierra”.

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE