Un recorrido por la historia a través de la colección de Antonio Mobil

COMPARTE

Créditos: arte

arte

Por: Carlos Figueroa Ibarra

Fotografías: Carlos Cano

Hace unos días visité en la ciudad de Guatemala a mi amigo, el editor, historiador y coleccionista de arte, José Antonio Móbil (1930). Desde su casa impresora Editorial Serviprensa, Tono Móbil ha publicado diversas obras, entre ellas una acuciosa historia de Guatemala en dos tomos que lleva el título de Guatemala, el lado oscuro de la historia (2012). Esta obra es una detenida revisión del desenvolvimiento histórico del país, que arranca con la llegada de los primeros pobladores al territorio de lo que hoy es Guatemala para concluir con una parte importante del periodo de gobierno del general Otto Pérez Molina (2012-2016).

Tono ha sido un hombre de izquierda que ha hecho de la cultura su trinchera de lucha favorita, aun cuando fue diputado en el Congreso de la República por el Frente Democrático Nueva Guatemala en el periodo 1996-2000. Desde jovencito se vinculó a la causa revolucionaria con una postura que lo llevó al exilio en Chile, cuando el gobierno revolucionario de Jacobo Árbenz fue derrocado en 1954. A su regreso en 1957, todavía llegó a ser director del semanario El Estudiante en su segunda época (1958-1959). En esos mismos años y hasta 1962 fue director del mensuario Lanzas y Letras, un esfuerzo cultural que compartió con Roberto Díaz Castillo y Ariel Deleón. Desde entonces, José Antonio Móbil ha publicado diversas obras en las cuales combina una erudición en temas culturales y un humor fino como el que puede observarse en su libro de cuentos y relatos Yo, lesbiano (2007). Este libro contiene un relato titulado Elogio del calzón, que en mi modesta perspectiva es una brillante combinación de humor, erotismo, irreverencia y exquisitez en el lenguaje.

Foto: Carlos Cano
Foto: Carlos Cano

A sus 86 años, los cuales goza cada día de manera intensa, Tono ha publicado un libro reciente Del realismo a la abstracción (Serviprensa, 2016). El mismo es una versión larga de un capítulo sobre pintura e historia reciente que forma parte de la obra en cinco tomos que un grupo de académicos publicamos como editores entre 2012 y 2013 en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Guatemala y que lleva por nombre Guatemala, historia reciente (1954-1996). El libro Del realismo a la abstracción ha sido primorosamente editado en papel satín y cuenta con una maravillosa colección gráfica de los principales pintores de Guatemala desde 1954 hasta 2014. Aparte de su contenido, que es una revisión del reciente desenvolvimiento histórico guatemalteco a través de la pintura, el lector puede ver la obra de muchos pintores, para citar solamente a algunos: Rodolfo Abularach, Ingrid Klüsman, Roberto González Goyri, Max Saravia Gual, Rolando Ixquiac Xicará, Rina Lazo, Juan Sisay, Zipacná de León, Francisco Tun, Marco Augusto Quiroa, Luky Xocoxic, Roberto Cabrera, Elmar René Rojas, Magda Eunice Sánchez, Víctor Vázquez Kestler, Efraín Recinos. Algo que me pareció muy importante es la parte del libro que José Antonio Móbil le dedica a la pintura indígena, particularmente a las escuelas de Comalapa, Atitlán y Totonicapán. Felicitaciones a José Antonio Móbil, paladín de la cultura en Guatemala

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE