Parque de la Industria sin medicamentos esenciales para pacientes graves

COMPARTE

Créditos: David Toro

Por David Toro

Los colegas del médico Óscar Hernández tuvieron que organizarse para adquirir los medicamentos y atenderlo hasta el día de su deceso a causa de la COVID-19,  el 11 de julio, porque el Hospital Parque de la Industria enfrenta problemas para abastecerse de los tres medicamentos principales para atender a pacientes críticos.

Óscar Hernández Alonzo falleció el 11 de julio en el hospital temporal del Parque de la Industria. El mismo centro asistencial en el que laboró desde el 23 de marzo hasta el 11 de junio de 2020, cuando su contrato fue rescindido por una falta administrativa. Hernández estuvo internado en el Parque de la Industria por ocho días, en este tiempo, sus colegas tuvieron que hacer gestiones para comprarle anticoagulantes y medicamentos para tratarle la neumonía y antinflamatorios porque el centro asistencial no contaba con el tratamiento, esta versión fue confirmada por la doctora Dania Hernández, directora del Hospital Temporal.

La heparina de bajo peso molecular, el tocilizumab y dexametasona, son tres medicamentos que forman el protocolo actual para tratar a personas en estado crítico de COVID-19 en Guatemala. Incluso, el 12 de julio en una nota del medio digital Soy502, Edwin Asturias, de la Comisión Presidencial Contra el Coronavirus (Coprecovid), señaló que la dexametasona era un “medicamento muy viejo y barato (…) que ya usan en la red nacional y en el Parque de la Industria”, pero escaso en el centro médico temporal de la zona 9.

La disposición de medicina para pacientes críticos es escasa en las últimas dos semanas en el Parque de la Industria, “estos fármacos están desabastecidos en el mercado, nosotros tenemos las solicitudes de pedido y los contratos abiertos nos han negado el abastecimiento porque no tienen existencias, antes recibimos préstamos de otros hospitales, pero desde el 1 de junio ellos también se quedaron sin medicamentos”, expresó la directora Hernández.

Según una fuente interna que labora en el área de intensivo del Parque de la Industria en las últimas semanas también han tenido escasez de otros insumos como sueros salinos, en ocasiones han pasado hasta 24 horas sin disponibilidad de insulina para pacientes diabéticos y equipo como catéteres centrales, cánulas binasales, mascarillas con humidificadores, ventiladores mecánicos y guantes estériles.

El Hospital Parque de la Industria fue anunciado por el presidente Alejandro Giammattei como “el hospital mejor equipado de Centroamérica y con capacidad para 3 mil pacientes”. La realidad es que hasta la fecha tienen capacidad para 300 personas y los servicios están llenos. Todas las personas están en estado intermedio o crítico, desde hace más de un mes se dejó de atender a pacientes leves para priorizar casos complejos. En el área de intensivo hay 26 camas funcionando y otras 24 sin poder ser habilitadas porque no hay personal suficiente para atender más personas en estado grave de COVID-19.

Estructura del Hospital Temporal Parque de la Industria.

Pocas garantías en caso de contagio y fallecimiento

El Hospital Parque de la Industria ha estado bajo auditoria desde el 12 de mayo, cuando el personal médico, entre ellos Óscar Hernández, decidió denunciar la falta de equipo de protección personal y la precaria situación laboral. Tanto médicos, enfermeras y personal operativo fue contratado bajo el renglón 182 y 189; los cuales no ofrecen prestaciones laborales ni garantías a los 481 trabajadores que permanecen laborando en este lugar y están bajo el concepto de “prestación de servicios”.

La directora Hernández explicó que para quienes estaban bajo su cargo, lo que se ofreció fue un “salario atractivo”, porque el ofrecimiento de salario dobla al que los médicos y enfermeras podrían ganar, además, aseguró que en caso de fallecimiento el Banco de Desarrollo Rural (Banrural) ha donado seguros de vida para el personal.

En contraste, una enfermera que laboró en la institución  y que se contagió de COVID-19  aseguró que hasta la fecha no había recibido ninguna notificación sobre el seguro de vida y tampoco le han cancelado 3 meses de labores.

Hasta el 15 de julio, la directora Hernández dijo que el “Bono de Riesgo”, aprobado por el Congreso para el personal médico, no había sido acreditado y que tampoco conoce cuál será el monto económico real que será asignado a cada trabajador.

Los constantes cambios de autoridades afectaron las gestiones del hospital

“Aunque haya estado de calamidad, los requisitos y procesos para contratación han sido los mismos”, explicó la directora Hernández, quién tomó las riendas del Hospital el 23 de marzo, una semana antes de que este abriera sus puertas. Además, Hernández señaló que los constantes cambios de viceministro administrativo, durante la gestión del exministro Hugo Monroy, y el cambio a la administración actual ha afectado a los procesos de adquisición de insumos y de contratación del personal.

La doctora Dania Hernández directora del Parque de la Industria durante una entrevista el pasado 15 de julio.

El hospital del Parque de la Industria cuenta con un presupuesto de Q125 millones, y hasta el 14 de julio, las autoridades solo habían ejecutado el 17% que corresponden a Q18.8 millones, según el dato del reporte del Sistema de Contabilidad Integrado (SICOIN) al 14 de julio. La ejecución del dinero es responsabilidad directa de la unidad ejecutora central del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), que en opinión de Hernández, es donde los procesos sufren atrasos y complicaciones ajenas a su administración.

Los contratos por vencer y las condiciones laborales

El pasado domingo 12 de julio, un grupo de enfermeras auxiliares de esta institución denunció que 35 de ellas siguen sin recibir salario. La mayoría ha laborado en la institución desde el 23 de marzo, y lo que han recibido de la administración ha sido el rechazo de la papelería para concretar la contratación.

La directora Hernández aseguró que el problema ha sido que la mayoría de las enfermeras trabaja para otra institución del Estado y han tenido problema por la doble contratación, “las cláusulas fueron firmadas por la ministra el 14 de julio y esto agilizó su publicación, luego se les pedirá su factura, nosotros no podíamos recibir las facturas antes, contabilidad central nos indicará cuándo pueden emitirlas”, precisó Hernández, que de momento asegura que no hay fecha exacta para hacer efectivo el pago.

El 23 de junio vencen los contratos laborales y hasta el momento, la administración del Hospital tiene 250 expedientes en proceso para contratar personal, actualmente tiene un déficit de 150 trabajadores.

El centro médico cuenta con 44 médicos generales, y necesitan tener al menos 100 para una atención correcta a los pacientes, además solo tienen un médico internista y hay plazas vacantes para 19 más. Hasta el momento no cuentan con ningún intensivista contratado, solo cuentan con un grupo que llega de manera voluntaria.

En medio de la situación precaria del personal y las dificultades administrativas el Parque de la industria ha atendido a 1 mil 800 pacientes desde que inició con la atención, 800 de ellos en estado crítico. En los próximos meses, los casos de COVID-19 en Guatemala podrían duplicarse y aunque este centro asistencial tenga espacio disponible para habilitar 300 camas más si no resuelven los problemas administrativos será imposible contar con el personal para atender la demanda.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE