Los intereses empresariales podrían dejar sin oxígeno a los hospitales públicos

COMPARTE

Créditos: PDH

Por David Toro

El contrato abierto con el que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) se abastece de oxígeno venció el 20 de junio, la empresa Productos del Aire advierte que ya no hay un vínculo legal que les obligue a suministrar gases médicos a la red nacional de hospitales.

Productos del Aire es una empresa con más de 90 años en Guatemala, actualmente es el máximo proveedor de gases médicos para todas las entidades públicas de salud, desde los hospitales de la red nacional, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), el Hospital Médico Militar hasta los servicios médicos de la Policía Nacional Civil (PNC).

En una conferencia de prensa este 28 de julio, Pablo Coronado, representante legal de Productos del Aire, señaló que el contrato abierto venció desde el 20 de julio y la Corte de Constitucionalidad (CC) revocó un amparo provisional que los obligaba a abastecer la red nacional con oxígeno mientras el MSPAS solventaba la contratación formalmente.

Carlos Pinelo, subgerente de la empresa, mostró un tablero sobre la cantidad de oxígeno disponible en diferentes hospitales de la red nacional y señaló que la disponibilidad en hospitales como Parque de la Industria, Roosevelt y San Juan de Dios llegará al 0% en la primera semana de agosto.

La razón por la que el contrato abierto no pudo concretarse fue porque Productos del Aire acusó al MSPAS y su competencia Industria de Gases y Extintores S.A (Ingasa) de irrespetar los plazos establecidos en las bases del concurso 12073482 y el contrato quedó suspendido.

Ingasa fue la empresa de Henry Cohen, exconcejal de la municipalidad de Villa Nueva, un negocio que competía con Productos del Aire para convertirse en el máximo distribuidor de oxígeno del Estado, tuvo acercamientos con el gobierno de Alejandro Giammattei y donó 400 cilindros de oxígeno el 15 de marzo.

La empresa de Cohen fue acusada en junio por personal del Parque de la Industria y del Hospital Temporal de Quetzaltenango de instalar redes de oxígeno que se encontraban contaminadas. Además, la donación de los 400 cilindros no se encuentra registrada en el MSPAS y no se sabe con certeza si este oxígeno realmente fue utilizado por el Estado.

El 27 de abril en una entrevista en la radioemisora Emisoras Unidas, el presidente Giammattei arremetió contra Productos del Aire, quienes según el presidente son un monopolio que han amenazado al Estado con retirar las tuberías de oxígeno si no les renovaba el contrato. Según Pinelo gerente de la empresa, las tuberías, los manómetros y el equipo de monitoreo y toda la instalación del oxígeno son propiedad de su compañía, “es una inversión millonaria que la competencia se quiere ahorrar usando lo nuestro”, señaló.

“Lo ideal sería que el Estado produzca su propio oxígeno”

Edgar González, exviceministro administrativo de salud durante el 2016 y 2017, opina que el problema del contrato abierto de oxígeno no es nada nuevo y que Productos del Aire utiliza medidas de presión para seguir con el contrato, “ellos salen a la luz pública porque en medio de la pandemia y desde siempre el Estado ha sido su mejor cliente”, señaló.

González agrega que una de las razones por las que Productos del Aire es preferida por encima de las tres empresas similares en Guatemala, es porque ellos tienen un nivel de producción y distribución muy grande que alcanza a los municipios más lejanos, “lo ideal realmente sería que el Estado pueda producir su propio oxígeno, pero hay muchos intereses económicos de los privados que nunca permitirán esto”.

Ante el peligro de que la red nacional se quede sin oxígeno en la primera semana de agosto, la ministra de salud Amelia Flores respondió en conferencia de prensa este 28 de julio que cada unidad ejecutora está trabajando para abastecerse según los mecanismos legales.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE