Abelino Chub Caal, preso político

COMPARTE

Créditos: portada pagina
Libertad para los presos Políticos-Festivales solidarios
Libertad para los presos Políticos-Festivales solidarios

Fuente: Fundación Guillermo Toriello

Abelino Chub Caal es joven indígena, defensor del derecho a la tierra y los derechos de pueblos indígenas. Tiene 33 años, está casado y es padre de dos niños de 5 años y medio y un año y medio de edad. Es guía espiritual. Cuenta con una escolaridad de Perito en Desarrollo Rural, Turismo y Bienestar Comunitario. Se graduó de Maestro en Enseñanza Media y está cursando Licenciatura en Administración Educativa.

Trabaja como técnico promotor social y comunitario en la Fundación Guillermo Toriello, acompañando a las comunidades asentadas en las sierras cercanas al Lago Izabal y en la cuenca del Río Polochic al nororiente de Guatemala. En su labor de promotor apoya fortalecimiento organizativo comunitario y social, alianzas, acompañamiento en mesas de diálogo y negociación, relaciones con la institucionalidad pública y local nacional agraria, gestiones administrativas y políticas, en la búsqueda de soluciones a la certeza jurídica de la tierra y el ejercicio de los derechos colectivos del pueblo q´eqchi´.

 Detención arbitraria y hostigamiento judicial de Abelino

 Abelino fue detenido el sábado 4 de febrero al mediodía en San Pedro Carchá, a 11 kilómetros de Cobán. Fue acusado de “usurpación agravada, incendio, coacción, asociación ilícita y agrupación ilegal de gente armada”. Cinco cargos absurdos, sin fundamento ni prueba alguna, construidos por finqueros de la zona con la intención de impedir su actividad de acompañamiento y defensa de las comunidades.

La prueba de lo infundado de esta acusación es que en la Audiencia de Primera Declaración, llevada a cabo el 13 de febrero, el Juez retiró los delitos de coacción, asociación ilícita y agrupación ilegal de gente armada.

Otra muestra de que el proceso contra Abelino es fabricado por los empresarios y los finqueros es que el 13 de marzo, durante la Audiencia de Revisión, la fiscal argumentó que no se deberían otorgar medidas sustitutivas (arresto domiciliario) porque Abelino podría participar en la detención de los desalojos previstos en el Polochic. El Juez aceptó esta argumentación.

 Difamación y amenazas  

Antes de su captura, Abelino había sufrido violencia y amenazas. En junio de 2016, dos personas desconocidas le atacan, le roban el celular y tratan de matarlo. En su cara conserva una cicatriz producto de este ataque.

Desde julio de 2016 hay rumores de la intención de encarcelamiento de varios dirigentes.

La FGT como institución, el personal de la oficina en el territorio del Polochic y con mayor énfasis Abelino, han sido objeto de campañas de difamación por parte de finqueros y empresarios: Compañía Guatemalteca de Níquel, empresa Naturaceites, empresarios aglutinados en la Cámara del Agro (integrada por asociaciones de exportadores, ganaderos, porcicultores, lecheros, cafetaleros, algodoneros, huleros, bananeros, azucareros, cañeros y palmicultores), así como operadores de intereses empresariales articulados en la Fundación contra el Terrorismo y la Liga Pro-Patria.

Conflictividad social, lucha por la tierra y por los derechos de las comunidades

El Polochic, tanto la sierra como el valle, es un territorio conocido a nivel nacional y en diferentes organismos internacionales por la aguda conflictividad que provoca el acaparamiento de tierras para monocultivos, el desvío de los ríos para hidroeléctricas y la explotación minera de níquel; actividades todas impuestas por empresarios sin la mínima consulta a las comunidades como lo establece el convenio 169 de la OIT. Por el contrario, son actividades llevadas a cabo en base a desalojos violentos, a represión del ejército y cuerpos policiales, y a engaños permanentes a las comunidades.

Esta situación, además de inundaciones y deslizamientos no atendidos, ha profundizado una precariedad y pobreza extrema que llevan a las comunidades a exigir con mayor empoderamiento el respeto a sus derechos más elementales por parte de las instituciones del Estado.

El año 2016 comenzó a verse la esperanza de que pueden llegar tiempos nuevos para las comunidades al ganar un juicio 12 mujeres q´eqchi´, viudas de dirigentes de comités de tierra, asesinados por el ejército, sometidas a esclavitud sexual y doméstica en el cuartel de la zona durante la década de los años 80. Este es un caso histórico en el continente.

También levanta expectativas alentadoras el amparo de la Corte de Constitucionalidad a favor de las comunidades de la Sierra Santa Cruz luego de comprobar que la inscripción de esas tierras se realizó en forma anómala por los finqueros.

 Respuestas a necesidades y demandas de la población

 La represión no es la solución a las problemáticas. Por el contrario agudiza la conflictividad. La captura de Abelino Chub, aunque pretenda ser disfrazada de legalidad es represión pura; es criminalización contra defensores.

La solución es dar respuestas efectivas al reclamo de la tierra, a otros derechos y necesidades vitales de la población q´eqchi´ del Polochic. Los derechos son irrenunciables. La dignidad de la gente no se puede atropellar. Los defensores y defensoras se multiplicarán por muchas amenazas que emitan finqueros y algunas autoridades en la zona.

Confiamos y exigimos la liberación pronta de Abelino Chub Caal, respeto pleno a su integridad y que no se repitan atropellos de esta naturaleza contra otros líderes y defensores de las comunidades q´ eqchi´.

abelino pagina

 

Autoría y edición

COMPARTE