Por Santiago Botón

Miriam Reyes Pineda, directora del Centro de Atención Integral Materno Infantil CAIMI de Ixcán, Quiché, de forma molesta acusó que el trabajo periodístico de “vulnerar” la privacidad de los pacientes de la COVID-19 que permanecen en una galera en ese centro. Esto ocurrió durante una cobertura periodística convocada por los trabajadores de salud el pasado viernes 24 de julio.

El personal médico de CAIMI en Ixcán denuncio la falta de apoyo

El personal médico de CAIMI en Ixcán denuncio la falta de apoyo, insumos y equipo para la atención de esta enfermedad, los pacientes en el área de covid-19 se encuentran en una sola habitación hombres, mujeres y niños, lamentablemente la directora de este centro no está de acuerdo con que esta realidad se conozca.Video Santiago Botón.

Posted by Prensa Comunitaria on Tuesday, July 28, 2020

Los salubristas habían convocado a los medios de comunicación locales, al filo de la tarde del viernes para denunciar que muchos están trabajando con síntomas similares a los causados por la enfermedad del nuevo coronavirus y aseguran que se debe a la falta de protección personal de bioseguridad de la que carecen desde el inicio de la pandemia en Guatemala.

Asimismo, relataron que otra de las grandes preocupaciones latentes, es que en las jornadas nocturnas el personal médico también ha sido designado para atender alternadamente a los pacientes del nuevo coronavirus y a las personas que se encuentra en la sala de emergencia, por falta de personal específico, aseguran.

En aquel momento algunos de los trabajadores también mostraron ante nuestras cámaras que, portando la mínima protección de seguridad, distribuían los alimentos entre los pacientes aislados en el área de COVID-19 y otros internos de enfermedades comunes.

El lunes 27 de julio, cuando se requirió la realización de imágenes complementarias para una nota internacional, la directora del CAIMI salió al encuentro de varios periodistas intentando impedir la labor periodística, posteriormente alegó que “es una nota que, en verdad, en lugar de ayudar señor, usted destruye”.

El personal médico de CAIMI denuncio la falta de apoyo, insumos y equipo para la atención de esta enfermedad, los pacientes en el área de covid-19 se encuentran en una sola habitación hombres, mujeres y niños, lamentablemente la directora de este centro no está de acuerdo con que esta realidad se conozca.

Autoría y edición

COMPARTE