Devolución de Jeeps: ¿respuesta militar a Estados Unidos?

COMPARTE

Créditos: verdes carros
Foto: AADS J8

Por David Toro

19 de marzo 2019

En una citación de la bancada de la UNE, las autoridades del Ejecutivo respondieron a cuestionamientos sobre el traslado de los Jeeps militares J8 del viernes 15 de marzo al hangar de la embajada de Estados Unidos, un día después de que este país decidiera suspender la ayuda militar para Guatemala. Los viceministros de Defensa y Gobernación, junto al encargado de la Secretaría de Inteligencia Estratégica (SIE) entraron en contradicción. ¿Qué motivó la respuesta del Ejército por el recorte de la ayuda militar de los Estados Unidos?

El titular de la SIE, Mario Duarte, fue cuestionado  por el diputado Orlando Blanco sobre el traslado de estos Jeeps que están al servicio de diferentes fuerzas de tarea del Ejército en operativos antinarcóticos. El funcionario aseguró que ellos no han sido notificados sobre el cese de la ayuda militar y ante los insistentes cuestionamientos de Blanco, Duarte dijo que en una ocasión platicó con las autoridades estadounidenses sobre la posible devolución de los Jeeps, pero que por razones de seguridad no podía dar detalles de esa conversación.

“Dijimos a EEUU que si había tanto problema por el uso que le damos a los Jeep J8, se los podíamos ir a dejar enfrente a su embajada”, declaró Duarte en una entrevista radial el 31 de enero.

¿Quién dio la orden de trasladarlos?

El lunes pasado, el comunicador de la presidencia, Alfredo Brito, aseguró que la orden de trasladar los Jeeps J8 a la Fuerza Aérea, fue del ministro de Gobernación, Enrique Degenhart Asturias, versión desmentida por el viceministro de la Defensa, Gustavo Méndez, quien indicó que la orden fue girada por el jefe del Estado Mayor, Julio César Paz Bone.

Seguimos preguntándonos ¿quién dio la orden?

¿Para qué los trasladaron?

“Es una operación de apresto”, respondió el viceministro Méndez. Los vehículos fueron trasladados para recibir mantenimiento, extremo que fue cuestionado por Blanco, a quien le parecía extraño que esta acción se hiciese un día después de que Estados Unidos anunciara el corte de la ayuda militar —además que este mantenimiento no se había realizado antes—. Estos vehículos militares fueron ingresando al país en distintos lotes, desde el gobierno de Otto Pérez Molina.

Cuando el viceministro de Defensa asegura que esta es una operación de apresto, el mensaje que traslada es una respuesta militar a Estados Unidos, 24 horas después de que confirmaran la suspensión de la ayuda militar. El apresto operacional, en los Ejércitos de América Latina, es la capacidad de respuesta de un ejército ante una amenaza o posible agresión.

¿Todos los vehículos necesitan ser reparados?

Siguiendo la lógica del viceministro de Defensa, si todos los vehículos fueron trasladados a la ciudad capital, por reparaciones, estando al servicio de diferentes fuerzas de tarea (Tecún Umán, Chorti y Xinca) ubicadas en puntos fronterizos de Guatemala, ¿por qué no usaron los talleres de reparación designados a estos vehículos en las zonas militares?, o, como hicieron en otros casos, cuando fueron enviados a talleres privados, según aseguró  el exministro de gobernación Francisco Rivas. Esto hace parecer que la versión del viceministro Méndez no es del todo cierta.  

El diputado Blanco preguntó si esta acción de trasladar los vehículos de su zona de acción hacia la Fuerza Aérea podría afectar las relaciones de cooperación con Estados Unidos. El viceministro de Gobernación, Luis Carranza, respondió: “La relación con Estados Unidos está en su mejor momento, en lo que respecta a la lucha contra el narcotráfico”. 

En una entrevista con el excanciller Fernando Carrera, explicó que la acción de Estados Unidos de cortar la ayuda militar a Guatemala es un mensaje claro dentro del contexto electoral, que para ellos (Eeuu) Jimmy Morales ya no representa un aliado, que el diálogo ya lo agotaron y que buscarán solventar la situación de la cooperación con el siguiente gobierno.

Las respuestas de los viceministros y el encargado de la SIE, dejaron más dudas qué otra cosa. El gobierno de Jimmy Morales pareciera haber entrado en un estira y encoge con el gobierno de los Estados Unidos. Dejaron sin atender acciones prioritarias como la seguridad de las fronteras y el combate al narcotráfico.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE