Colombia: en San José Playón conmemoran el Día de las Víctimas del Conflicto Armado Interno

COMPARTE

Créditos: bolivar6

Texto y fotografías: Rony Morales

San José del Playón es uno de las once comunidades (corregimientos)   del municipio María La Baja, ubicado al noroccidente del departamento de Bolívar, Colombia, en una zona de afluencia  entre el Canal del Dique y la Zona de Desarrollo Económica y Social (Zodes) de los Montes de María. La principal vía de acceso al municipio es la carretera troncal de occidente, que a su vez los comunica con ciudades como Cartagena, Barranquilla y Sincelejo, entre otros.

En esa  comunidad, a mediados de la década de los 80 se empezó a notar la presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN), grupo guerrillero que se consolidó en el nororiente del país, por el Magdalena Medio y la zona fronteriza con Venezuela. En un primer momento el ELN era visto en San José de Playón como protección para el pueblo porque se ubicaban en la parte alta de la Serranía y patrullaban por las noches, lo cual les hacía sentir seguridad, pues no realizaban acciones ofensivas o violentas contra la población.

El primer hecho violento que alertó a la comunidad se dio en el año 1987, cuando una pareja con prendas militares merodeaban el pueblo y cuando pasaron frente a la instalación donde funcionaba el Puesto de Policía desenfundaron sus armas y le hicieron varios disparos al escudo de Colombia. Esta situación produjo temor en los habitantes de la comunidad ya que empezaron los acosos, presiones y el reclutamiento forzado.

Víctor Loré Julio, agricultor y comerciante, por presiones y amenazas de muerte por parte de la guerrilla se vio obligado a desplazarse hacia la ciudad de Cartagena. En esa misma temporada la guerrilla asesinó a uno de sus cuñados, llamado Edelvides Agamez en la población de Santo Domingo de Mesa. Con esos hechos inició lo que la comunidad ha denominado “El Primer Miedo”.

Había mucha zozobra en la región, se escuchaban casos de muertes en veredas cercanas, había hostigamientos y sometieron a algunos campesinos a “colaborar” con la guerrilla. El corregimiento se convirtió en un corredor por el cual pasaban los grupos armados con personas secuestradas, había desplazamientos individuales de personas que eran amenazadas y se realizaban otro tipo de actividades ilícitas.

En el año 1999, entre la noche del 17 y la madrugada del 18 de agosto se registró lo que la comunidad denomina ‘La quema’, porque se ocasionó un corte del fluido eléctrico y llegaron a San José de Playón hombres fuertemente armados que se identificaron como miembros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU). En esta incursión asesinaron a cinco habitantes de San José del Playón: Joaquín del Toro Arrieta, comerciante y agricultor de 67 años; Nelson Flórez Prada de 29 años de edad, natural de Betulia – Santander;  Ester Flórez, hermana de Nelson; su cuñado Jaider Rodríguez quien tenía sólo tres días de estar en la comunidad; y a Nando Navarro.

Para que esta historia no se repita ni se olvide, todos los 18 de agosto se conmemora en San José de Playón el Día de las Víctimas del Conflicto Armado Interno (CAI), donde a través de diversas actividades como caminatas, encuentros y misas, los comunitarios  rinden honor a las personas asesinadas.

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE