Search
Close this search box.

EE.UU. restringe la entrada y asilo de migrantes y acelera las deportaciones

COMPARTE

Créditos: Francisco Simón
Tiempo de lectura: 3 minutos

 

El presidente Joe Biden emitió una orden ejecutiva que permite adoptar medidas temporales para restringir la entrada de migrantes, otorgar asilo y realizar deportaciones inmediatas cuando las autoridades consideren que la “frontera sur” esté desbordada. Las medidas se activarán cuando EE.UU. registre más de 2,500 detenciones por día durante una semana y se podrán suspender si las detenciones bajan a menos de 1,500.

Por Regina Pérez

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió una orden ejecutiva que restringe la entrada y las solicitudes de asilo de migrantes indocumentados que entren por la frontera sur, además, las autoridades podrán realizar deportaciones inmediatas.

Las medidas se impondrán a partir de, este 5 de junio, y cuando las autoridades consideren que la “frontera sur está desbordada”.

Las medidas se activarán cuando EE.UU. registre más de 2,500 detenciones por día durante una semana y se podrán suspender si las detenciones bajan a menos de 1,500, indicaron funcionarios estadounidenses durante una conferencia.

La proclama permitirá a ese país expulsar de manera más rápida a los migrantes que no demuestren una base legal para permanecer en ese país.

La medida es anunciada a seis meses de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

La proclama presidencial, que suspende el ingreso de migrantes que crucen de manera irregular la frontera, va acompañada de una decisión final de los Departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional que restringe la elegibilidad de asilo a los migrantes.

La regla de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia limita las verificaciones del miedo creíble a los migrantes que manifiesten temor o expresen su deseo de solicitar protección (los oficiales de asilo entrevistan a los migrantes que expresan su deseo de pedir asilo para determinar si tienen temor creíble de ser perseguidos o torturados en su país de origen y luego determinar si es elegible) y eleva el estándar de verificación informó el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU.

Esta regla hace cambios clave al procesamiento actual bajo el Título 8 de las autoridades de inmigración durante los periodos de mayor número de encuentros fronterizos. Uno de esos cambios es que los no ciudadanos que crucen la frontera sin autorización no serán elegibles para asilo, salvo en circunstancias excepcionales y a menos que estén exentos por la proclama presidencial informaron dichos departamentos.

Según el gobierno de EE.UU. las medidas no son permanentes y dejarán de aplicarse cuando el número de migrantes que crucen las fronteras sea lo suficientemente bajo para que el sistema estadounidense gestione de forma eficaz las operaciones fronterizas.

El gobierno de Biden señaló que tomó las medidas luego de que un acuerdo entre demócratas y republicanos en el Senado para realizar reformas a las leyes de inmigración no fue aprobado debido a la oposición de republicanos.

Viola la ley

Organizaciones como la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) ya se han pronunciado sobre dicha medida señalando que viola las leyes de ese país.

La ley de Refugiados de EEUU, de 1980, establece que cualquier persona que no sea ciudadana estadounidense tiene el derecho de solicitar asilo si temen por su vida o su libertad, señaló WOLA. “Deben recibir el debido proceso para su solicitud de asilo independientemente de cómo llegaron a los Estados Unidos” subrayó la organización.

Según agregó, la acción ejecutiva de Biden cierra este derecho legal, basado no en las necesidades de protección de los migrantes sino en el número diario de personas no ciudadanas que ingresan al suelo norteamericano.

COMPARTE