Mientras población dormía, diputados aprobaron el presupuesto por Q99.7 millardos

COMPARTE

Créditos: Andrea Rodríguez / Ruda.

Por Prensa Comunitaria

La aprobación del presupuesto de 2021, de 99.7 millardos en horas de la madrugada causó indignación en la ciudadanía guatemalteca. Estudiantes y representantes de varias organizaciones acudieron al Congreso la mañana del miércoles para protestar contra la aprobación exprés que realizaron los diputados.

Ayer se conoció el dictamen de dicho proyecto y tras la moción del diputado Jorge García Silva, de Prosperidad Ciudadana, se procedió a aprobar el mismo de urgencia nacional.

La sesión del Congreso finalizó a las 5:30 de la mañana de este 18 de noviembre, mientras otra tormenta tropical ingresaba a Guatemala.

Esta mañana, el Procurador de Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, acudió al Legislativo para colocar una ofrenda floral debido a que los diputados también planean discutir reformas a la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), pese a que la iniciativa  no fue consensuada con la sociedad civil.

La PDH fue una de las afectadas con la aprobación del Presupuesto ya que se le redujeron Q20 millones.

Rodas indicó a periodistas a su llegada al Congreso que el presupuesto fue aprobado con “alevosía” y cuestionó por qué se hizo de “urgencia nacional” si tenían hasta el 30 de noviembre para aprobarlo.

El PDH manifestó que además está el riesgo de que “fallezca” el acceso a la Información Pública, el debilitamiento de la lucha contra la corrupción y la defensa de los derechos humanos. “Esa era la urgencia nacional, aprovechando que la población y la prensa estaban ya durmiendo para seguir haciendo lo que han acostumbrado a hacer”, dijo Rodas.

Rodas agregó que colocar la ofrenda floral tiene una connotación, que no se puede seguir permitiendo que los diputados sigan aprovechando el poder que les dieron solo para sus intereses mientras la corrupción continúa y el país está en el despeñadero.

Es importante que la población reflexione qué haremos como país, ya estamos en un Estado fallido, agregó.

Foto: Andrea Rodríguez / Ruda.

El diputado Samuel Pérez, de Semilla, señaló durante el razonamiento de su voto en contra del presupuesto que los demás congresistas habrían negociado el mismo, ya que se aprobó sin mayor discusión.

“¿Con este presupuesto cuanto se va a reducir la pobreza? Va a aumentar. ¿En cuánto se va a reducir el desempleo, en cero, lo que también va a aumentar es el pago de favores políticos”, indicó.

Según Pérez, Q1, 500 millardos están destinados al Ministerio de Comunicaciones, uno de los ministerios con mayor corrupción. Otra crítica fue al aumento de Q330 millones a un seguro escolar privado y al Centro de Gobierno, una instancia creada durante el gobierno de Giammattei.

Pérez también indicó que se reducen 750 millones a Hospitales y centros de salud en plena crisis. “Que no se olvide al pueblo de Guatemala, que cuando atravesamos una de las peores crisis económicas y de salud, mientras hay familias con sus casas literalmente inundadas, los diputados de Giammattei están votando para un presupuesto para la reactivación de quienes lo negociaron bajo la mesa”, expresó.

En tanto la diputada Andrea Villagrán, de la bancada de Bienestar Nacional (BIEN), manifestó a través de su cuenta de Twitter que dicho presupuesto no refleja las necesidades ante la crisis, reduce recursos a la  niñez y mujeres y genera un endeudamiento peligroso.

Los diputados también habían quitado “200 millones a la Gran Cruzada por la Desnutrición”, lo cual volvieron a asignar. La congresista Sonia Gutiérrez, jefa de la bancada de Winaq, señaló que mediante enmienda los diputados lo volvieron a agregar “se quieren lavar la cara ahora dejando los 200 millones, dicen que están preocupados por el tema, son unos avergonzados, al pueblo no engañan”, señaló.

Se espera que se presenten acciones legales contra la aprobación de dicho presupuesto, así como una protesta el próximo sábado 21 en la plaza central.

Autoría y edición

COMPARTE