Giammattei deja todo en manos de Dios mientras se muestra molesto por las críticas

COMPARTE

Créditos: Fotografía Gobierno de Guatemala

Por: Regina Pérez y Lourdes Álvarez Nájera

El presidente Alejandro Giammattei informó este sábado en conferencia de prensa sobre las acciones que se están realizando para trasladar el apoyo a las comunidades afectadas por la tormenta Eta y preparar a las que se encuentran en riesgo por la llegada de Iota, prevista para el próximo miércoles. “Esperamos que Dios nos ayude”, indicó el mandatario.

De acuerdo con Giammattei, a partir de hoy se comenzaron a trasladar alimentos desde el parque Érick Barrondo a las áreas que podrían ser afectadas por la llegada de Iota y también anunció que Colombia enviará 52 toneladas de ayuda, que podría llegar desde hoy al mediodía.

El mandatario dijo que actualmente el promedio de saturación del suelo es de 75 por ciento debido a las lluvias de la semana pasada, pero advirtió que en las áreas donde se espera el impacto de Iota en Alta Verapaz, la saturación es mayor, lo que representa un mayor peligro para las comunidades.

“Esperamos que Dios nos ayude a que la onda fría que viene del norte baje más rápido de lo que viene y nos ayude a generar una especie de escudo, porque las depresiones y huracanes se establecen por el choque del frío y calor”, indicó el mandatario.

Si “Dios quisiera que baje más rápido la onda fría, eso podría hacer que la ruta prevista de Iota se modifique y en lugar de venir a Guatemala atraviese a Honduras, baje a El Salvador y se pierda en el Pacífico”, añadió Giammattei.

Por otra parte indicó que se procedió a incinerar el ganado que murió durante el paso de Eta, para evitar que con la nueva tormenta pueda generar focos de contaminación. Otro mecanismo de prevención se incluye en las bolsas de raciones que se están entregando a las familias afectadas con mascarillas como un artículo indispensable.

En total se han realizado 90 pruebas a covid-19 de las cuales 15 resultron positivas a personas de que se encuentran en diversos albergues.

Durante la conferencia de prensa, el presidente Giammattei se quejó de las críticas que recibe el Ejército y señaló que es una de las primeras instituciones en responder a los desastres y aseguró que no tienen las suficientes aeronaves para llegar a los lugares de desastres.

En total la institución militar cuenta con 5 helicópteros y 4 aeronaves para atender la respuesta a emergencias, más una que prestó Colombia y dos de El Salvador.

Giammattei añadió que pedirán a la Secretaría Nacional de Extinción de Dominio (SENABED) que les de las lanchas que han sido extinguidas a los narcotraficantes, para poder usarlas en las emergencias.

Sobre el proceso de reconstrucción de los lugares afectados, indicó que si el daño a las viviendas es moderado, se usará la plataforma del bono familia y se entregará dinero para compra de materiales.

Para los que perdieron su casa, se construirá una nueva pero se debe censar y hacer fotografías para evitar reparos con la Contraloría General de Cuentas, si se puede construir en el mismo lugar se construye, pero si no, como en Quejá se moverá de lugar.

Las municipalidades pondrán la mano de obra calificada, las comunidades la no calificada y el Gobierno los materiales en un proceso que en total llevara unos 6 a 8 meses a través de una subaste inversa.

Finalmente, Giammattei se quejó de las publicaciones que critican el manejo de la ayuda. Señaló que una mujer publicó que las cajas que provienen de El Salvador las están dividiendo en dos bolsas, pero justificó que esto lo están haciendo para dividir el peso de las cajas.

Giammattei anunció que el esposo de la mujer trabaja en el gobierno y será despedido. “Los alacranes pican desde adentro. Ese señor no va a seguir trabajando en el gobierno”, puntualizó.

Autoría y edición

Socióloga y periodista, con experiencia en comunicación para organizaciones sociales, de Pueblos Indígenas y organismos internacionales, además, trabajo de investigación social para peritajes judiciales.

Periodista y comunicadora. Soy curiosa y me apasionan las redes sociales. Mis raíces son de la cultura Maya K'iche'.

COMPARTE