“Nunca Pares”: la lucha por la justicia para estudiantes universitarias

COMPARTE

Créditos: Prensa Comunitaria

Por Andrea Rodríguez

Hoy frente a la Plaza de las niñas se presentó en conferencia de prensa el Movimiento “Nunca Pares”, conformado por familias de las jóvenes sobrevivientes de abuso en enero de este año durante una actividad de iniciación para la Huelga de Dolores, sumando asociaciones y colectivas. Se reunieron en respaldo a la búsqueda de justicia por este caso. El martes próximo, a las 10 AM presentarán un documento al Ministerio Público para exigir avances en el caso.  

En una actividad de iniciación para la Huelga de Dolores de este año, varias mujeres estudiantes fueron agredidas y sufrieron vejámenes contra su integridad. De ellas, trascendió el caso de dos estudiantes que fueron intoxicadas con sustancias desconocidas y junto a sus familias han iniciado un proceso legal en contra de integrantes del “Honorable Comité de Huelga 2020″. 

Lea también:

Hoy, las familias de las estudiantes junto con la Asociación de Estudiantes Universitarios –AEU-, Asociación Gente Positiva, el Bufete Jurídico de Derechos Humanos con Enfoque Feminista, la Colectiva de Mujeres Feministas –CMFI-, Otra Guatemala Ya, OTRANS Reinas de la Noche, ÚARA GARÍFUNA, se presentaron en conjunto como Movimiento “Nunca Pares”. 

El movimiento exige justicia, tanto al Ministerio Público -MP- como al rector de la Universidad de San Carlos -USAC- Murphy Paiz, por las jóvenes que fueron víctimas de distintos tipos de violencia contra la mujer en las actividades preparatorias de la huelga de dolores. En ese marco, el martes 22 de septiembre a las 10 am llevará un documento al MP exigiendo que se reactive el caso, que se encuentra estancado. 

Laura Aguiar, secretaria general de la AEU, señala que las actividades de la Huelga de Dolores son violentas y las autoridades han permitido que se realicen durante años a pesar de las denuncias: “se sabe cómo las aulas no son seguras, cómo los licenciados también acosan, como la Universidad está construida estructuralmente bajo las agresiones y acoso. El CSU no trabaja al respecto, no se aprueba el reglamento ni se pone la atención necesaria a este caso que se presentó desde enero”.  

La madre de una de las jóvenes recuerda “Las víctimas, no solo ellas, sino las que ha habido antes, han dejado sus estudios. Les han cortado su futuro. Son mujeres que si no hubieran sido violentadas en sus derechos hoy serían profesionales. Son muchas mujeres, por miedo, por vergüenza, porque las familias no les apoyan y principalmente el Estado de Guatemala representado por el Ministerio Público violentan los protocolos instituidos. Es por eso que no pararemos”. 

Las familias denunciantes señalan que, por su búsqueda de justicia han sufrido acoso y persecución desde personas desconocidas. Hacen responsables al presidente Alejandro Giammattei, a la fiscal general Consuelo Porras y al rector Murphy Paiz por su integridad.  

El comunicado del Movimiento Nunca Pares concluye “luchamos para que ninguna joven estudiante, ninguna mujer sufra violencia psicológica, física, sexual, acoso y ningún tipo de violencia en la USAC (…) Porque la vida de todas las jóvenes importa ¡exigimos verdad y justicia!” 

El caso se encuentra en etapa de investigación en el MP. El pasado 26 de agosto las familias estuvieron en audiencia de ampliación de declaración testimonial ante la Fiscalía de la Mujer del Área Metropolitana por violencia sexual, asociación ilícita y distintas formas de violencia contra la mujer. 

Autoría y edición

RUDA surgió en 2017 entre reuniones e ideas del consejo editorial de Prensa Comunitaria bajo la necesidad urgente y latente de tener un espacio digital en dónde evidenciar, publicar y visibilizar las luchas de las mujeres.

COMPARTE