La comunidad Santa María la Llorona es acosada por el ejército en El Estor

COMPARTE

Créditos: 70538247_2913356905345391_72353465745014784_n

Fotografía Voces de Iximulew

Por Nelton Rivera

Pobladores Maya q’eqchi de El Estor, Izabal, uno de los 22 municipios bajo estado de sitio, denunciaron que miembros del ejército de Guatemala llegaron a la comunidad Santa María la Llorona para exigirles los títulos de propiedad de los terrenos que habitan las comunidades indígenas de la Sierra Santa Cruz. Esta comunidad junto a siete más recuperaron en 2015 las 247 caballerías de tierra que fueron ocupadas ilegalmente por finqueros, empresas y terratenientes.

Los vecinos denunciaron que en la mañana del jueves 19 de septiembre decenas de soldados llegaron a la comunidad de Santa María La Llorona ubicada en El Estor. Ingresaron a la comunidad exigiendo a las familias cada título de propiedad de sus tierras, esta acción fue considerada por la población como una clara intención de sembrar temor en las personas que habitan el lugar informó Voces de Iximulew.

La comunidad se encuentra asentada al pie de la Sierra Santa Cruz y es una de las comunidades que ganaron un recurso de amparo en la Corte de Constitucionalidad (CC), para inmovilizar esas tierras, que varios empresarios, finqueros madereros y ganaderos habían usurpado, despojando de la tierra al Estado de Guatemala.

El estado de sitio en 6 departamentos cumplió 17 días de haberse decretado y el municipio más afectado ha sido El Estor.

En 2015 el pleno de magistrados de la CC resolvió a favor de ocho comunidades q’eqchi de El Estor y de Livingston Izabal[1], la corte consideró que el reclamo de las comunidades era justo y que eran los dueños de 427 caballerías de tierra, con esa resolución los vecinos tendría el camino libre para regularizar la tenencia de la tierra.

Según la publicación del medio escrito Prensa Libre “El máximo tribunal determinó que fueron falsificadas las escrituras de los supuestos propietarios de los inmuebles y que el instrumento público carece de validez porque no fue autorizado por el notario que presuntamente firmó.”[2]

“El 18 de noviembre de 2013, la entonces registradora general de la Propiedad, Anabella de León, se mostró a favor de los supuestos 17 propietarios que pretendían despojar de  a los indígenas.”[3]

Las comunidades indígenas ancestrales q’eqchí’s K’ix ha’ que recuperaron estas tierras son: (Caserío Quixcan), Se’ Y’abal (Caserío La Llorona), Roqi ha’ (Caserío Las Quebradas), Se’ Tzuul (Santa María La Llorona), Chipunit’ (Caserío Chipunit), Raxruha’ (Caserío San Marcos Raxruhá), Jalaute’ (Caserío Jalauté) y Saltul’ (Caserío El Zapotal),

Sierra Santa Cruz en El Estor y Livingston Izabal. Foto Plaza Pública

Los Meany detrás del despojo de la tierra

En 2014, Plaza Pública publicó un reportaje en el que se señala a una familia adinerada –los Meany- de ser quienes estaban detrás del robo de la tierra en la Sierra Santa Cruz y quienes entraron en la disputa con las comunidades. En 2015 la CC verificó las irregularidades con las que adquirieron estas fincas en la sierra y resolvió a favor de las comunidades q’eqchi que las reclamaron. Cuatro años después de esta resolución histórica, el ejército aprovechando el estado de sitio vuelve a acosar a las comunidades por los títulos de propiedad de estas tierras.

 “Las inscripciones actuales indican que está en manos de sociedades anónimas relacionadas al negocio de la madera. Una de ellas tiene como accionista al exministro de Energía y Minas, Carlos Meany Valerio. Pero, el origen de la propiedad es dudoso.”[4]

“El más grande de los terrenos fraccionados de la finca, con una extensión de 37,694,659.77 metros cuadrados (83.53 caballerías, aproximadamente 37 kilómetros cuadrados) fue comprada en 2011 por Tableros de Aglomerado S.A., empresa dirigida por Daniel Meany Serovic y que tiene como uno de sus socios a su padre, Carlos Iván Meany Valerio, vinculado a empresas del sector textil y maderero, quien fungió como ministro de Energía y Minas en el gobierno de Álvaro Colom –desde su inicio en 2008 hasta mayo de 2010 en que presentó su renuncia- y que financió parte de la campaña que llevó al poder a la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en 2007.”[5]

Con información de Voces de Iximulew.


[1] Prensa Libre. CC ampara a ocho comunidades por reclamo de  tierra. Byron Vásquez. 8 de diciembre de 2015. https://www.prensalibre.com/guatemala/justicia/cc-ampara-a-comunidades-para-que-sigan-en-sus-tierras/

[2] Ibídem.

[3] Ibídem.

[4] Plaza Pública. Tras las pistas de una finca de orígenes dudosos. Carolina Gamazo. 17 de febrero 2014. https://www.plazapublica.com.gt/content/tras-las-pistas-de-una-finca-de-origenes-dudosos

[5] Ibídem.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE