En Argentina someten a una cesárea a una niña de 11 años violada que había pedido practicarse un aborto

COMPARTE

Créditos: niña 11 años
Imagen de archivo (xavierarnau / Getty Images)

Por Redacción Barcelona

28 de febrero 2019

Someten a una niña de 11 años que estaba embarazada producto de una violación intrafamiliar -por parte del novio de su abuela- a una cesárea. Cuando se suponía que se avanzaría en una interrupción legal del embarazo (ILE), las autoridades sanitarias de la provincia de Tucumán en Argentina ordenaron que se hiciera lo necesario para intentar “salvar las dos vidas”.

La víctima, de 11 años, había manifestado en Cámara Gesell su voluntad de no llevar a término el embarazo. En función de ello, el Sistema Provincial de Salud (Siprosa) tucumano primero sostuvo que se llevaría adelante la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), que contempla el código legal argentino para víctimas de violación y persona y embarazos que implican un riesgo para la salud.

Le fue negado el derecho a la Interrupción Legal del Embarazo reconocido en el código penal argentino

Sin embargo, ese derecho le fue negado después de que intervinieran las propias autoridades sanitarias de Tucumán, una provincia argentina que no ha adherido al protocolo de la ILE y se declaró “provincia Pro Vida”. El hecho despertó la indignación de organismos de derechos humanos, que se pronunciaron a través de las redes sociales.

Además, en Twitter se ha vuelto viral un conjunto de twits donde se recopila la declaración que la Dra. Cecilia Ousset, que practicó la intervención, brindó a los medios locales, relatando los hechos. Allí, se explica que “La niña, violada por el novio de su abuela, ingresó al sistema de salud con un embarazo de 16 semanas. La interrupción LEGAL del embarazo se hubiera realizado en 48 horas, sin riesgo para la salud de la nena. Pero no se le hizo caso y se dejó avanzar hasta la semana 23”.

Además, la médica describió que el estado avanzado del embarazo y la preeclampsia que presentaba la paciente, producto de la dilación que se había impuesto al proceso por parte de las autoridades, obligaron a efectuar la microcesárea, que fue practicada por su esposo.

Dentro del quirófano, todos los profesionales de salud, incluido el anestesista, se declararon objetores de conciencia. De modo que en la intervención practicada por la Dra. Ousset y su esposo, “se sacó un recién nacido vivo, que fue entregado a neonatología”.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20190227/46741178179/someten-cesarea-nina-11-anos-violada-aborto.html?utm_source=mundodeportivo&utm_medium=referral&utm_content=intercambio_laliga

Autoría y edición

COMPARTE