Hablemos de violencia obstétrica

COMPARTE

Créditos: violencia obstétrica
Ilustración: Ana Cristina Alvarado

04 de enero de 2019

Por Stef Arreaga

Ser humillada, amenazada, atemorizada, desinformada, obligada a parir en una posición que te incomoda, que se te practique una cesárea cuando es posible tener un parto natural, son algunas de las formas de violencia obstétrica.

En Guatemala esta violencia, además de no ser un delito, es naturalizada. Muchas mujeres desconocen que este tipo de tratos violan sus derechos. Vamos a informarnos y a hablar de este tipo de violencia para poder tomar acciones y ponerles un alto.

¿Has sufrido o visto casos de violencia obstétrica? ¡Cuéntalo! Comparte tu testimonio acá o con las personas a tu alrededor.

¿Eres profesional de la salud? Infórmate, cuestiona tus prácticas y las de tus colegas.

Este sistema patriarcal que decide cómo parimos ¡se va a caer! ¡Lo vamos a tirar juntas!

#ViolenciaObstétrica #BastaDeViolenciaObstétrica #SeVaACaer

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE