Créditos: Rony Morales

Por Rony Morales

El juez suplente Jimy Rodolfo Bremer Ramírez, del Tribunal de Mayor Riesgo “C”, dictó este viernes 29 de noviembre, auto de procesamiento al coronel Luis Enrique Mendoza García por los delitos de genocidio y deberes contra la humanidad en contra de 1 mil 442 indígenas ixiles, entre abril de 1982 y julio de 1983.

Según lo resuelto por el juez Bremer Ramírez, existen suficientes pruebas para considerar que el coronel Mendoza García, quien fungió como  jefe de Operaciones (G3) del Estado Mayor General del Ejército en el gobierno del general golpista Efraín Ríos Montt, tuvo participación  en “violaciones y tratos crueles, entre otros; al haber este incumplimiento de Estado se puede configurar como delitos contra los deberes de la humanidad y la posibilidad de que el sindicado haya participado en estos hechos”.

Foto: Rony Morales

El juez Bremer agregó, con base en el plan de operaciones Sofía, que “con la temporalidad de los testimonios existía la posible intención de eliminar a este segmento de la población por ser un pueblo aguerrido y combativo, que no dejaba violentar sus derechos”.

En sus conclusiones finales el juez Bremer Ramírez decidió que el coronel  deberá pagar una caución económica de Q30 mil, y guaradará arresto domiciliario sin vigilancia, tendrá que firmar el libro de actas Ministerio Publico (MP) cada 15 días, y tendrá prohibido salir del país y del departamento de Guatemala, y no podrá acudir a instituciones oficiales del Ministerio de la Defensa.

Foto: Rony Morales

Antonio Caba Caba, representante de las familias Ixiles y de la Asociación para la Justicia y Reconciliación (AJR), comentó “de lo que no estamos de acuerdo los sobrevivientes, es que se lo llevaran a su domicilió, porque es un gran delito el que cometió, además estuvo prófugo mucho tiempo. Nosotros pedimos que se llevara a la cárcel, pero ni modo así funciona la ley de nuestro país”.

Autoría y edición

COMPARTE