Créditos: Ixloc, Cobán Alta Verapaz.
Ixloc, Cobán Alta Verapaz.

Por: Nelton Rivera

En la comunidad Ixloc, en el municipio de Cobán, Alta Verapaz,  la escuela de Telesecundaria parece retratar una imagen de las ciudades bombardeadas por los Estados Unidos en Siria, Irak, Afganistán o las destruidas por el ejército de Israel en Palestina. Lo cierto es que la escuela se está destruyendo con el paso de los días, y a las autoridades estatales esta escuela, como muchas más en el país no les importan.

Para el profesor Guillermo Pérez, quien cumple 8 años de dar clases en esta Telesecundaria, es lamentable que sus estudiantes tengan que recibir las clases en un edificio que esta por derrumbarse, los paredes de madera se están cayendo, faltan láminas en el techo, si el viento es fuerte se levantan y algunas se volaron prácticamente, el artesón y las tablas se están cayendo. Comenta que desde el 2009 el deterioro de la escuela ya era preocupante.

La escuela cuenta con alrededor de 50 estudiantes, donde se reciben 3 grados y a pesar de haber hecho muchos intentos porque el Ministerio de Educación atienda la demanda comunitaria por construir otro edificio, no se ha logrado nada.

Tienen energía eléctrica, aunque de manera irregular, con un cableado que se debe de reinstalar, cuentan con baños, aunque en mal estado, el agua potable es de un pozo comunitario.

El profesor Guillermo a su regreso a la escuela el día 2 de enero, aparte de preparar el reinicio del ciclo escolar, se suma de nuevo la preocupación del lugar en donde dará clases, las lluvias en Cobán van a seguir hasta febrero, luego vendrá el invierno en junio y los alumnos tendrán que estudiar prácticamente debajo del agua.

En estos primeros cinco días del 2018 ya se reunió con el Consejo Educativo para canalizar esta preocupación a través del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) y organizar a la comunidad para que puedan poner el trabajo y la mano de obra y así construir o reconstruir la escuela. Eso implica la autogestión de la comunidad, suspender los jornales en el campo y dedicarlos a la escuela, por otro lado el profesor sabe que deben gestionar el financiamiento para todos los materiales y encontrarlo rápidamente.

El profesor Guillermo no está pensando en una infraestructura que le implique fundir cimientos, blocks, ladrillo o levantar columnas, fundir una terraza, colocar ventanales con vidrios, mucho menos en tomacorrientes, él está pensando en comprar láminas, ubicar de nuevo madera para reforzar las paredes, cambiar los tablones que con el paso del tiempo se han deteriorado.

Esas son las discusiones que tienen con el Consejo Educativo y el Cocode para definir una estrategia que permita reconstruir la escuela. Para la CEPAL, UNESCO, y otros organismos internacionales, Guatemala ocupa el último lugar en avances para erradicar el analfabetismo, con un 23,2%.[1] Además un 14% de los jóvenes guatemaltecos no saben leer ni escribir.[2]

En países como Cuba por ejemplo,  que erradicó el analfabetismo como una de las primeras acciones de la revolución que comenzaron en 1960 y finalizó en diciembre de 1961 a través de las Brigadas de Alfabetización Conrado Benítez, sigue siendo un modelo al mundo en educación.

Imagínese el caso de una comunidad del Escambray en Cuba, en donde una sola niña es la única alumna de una escuela y el Estado garantizó toda la infraestructura, presupuesto, atención docente para que ella terminara su educación primaria.  “Una niña, una escuela” Esto sería impensable en Guatemala.

Al Estado nada le importa la educación

Para la comunidad acudir al Ministerio de Educación en Alta Verapaz, es toda una democracia que no los llevará a nada, a pesar que saben que tienen obligación de garantizar el buen estado o la construcción de una nueva escuela, pero no tienen interés.

Cuatro años atrás, el ministerio les dijo que llegaría un financiamiento para la remodelación de las escuelas, desde Ixloc, presentaron fotografías del estado de la escuela, llevaron su petición a nivel estatal y nunca les dieron una respuesta.

Lo mismo pasó con el actual alcalde municipal de Cobán, Alta Verapaz, solo hizo ofrecimientos durante la campaña electoral, lo mismo hizo con la carretera que llega hasta la aldea, ofreció construirla y nada de eso han hecho.

Frente al abandono del estado, el profesor intenta conseguir apoyo económico, sumado a la ayuda de la gente comunitaria, buscará construir por lo menos un salón para los 50 alumnos de la comunidad Ixloc, durante los últimos tres años ha ido juntando materiales y afirma que por lo menos ya tienen un 25% para comenzar a construir.

Mientras tanto, los estudiantes de la Telesecundaria ya comenzaron su ciclo escolar, aunque no tienen la certeza de tener una nueva escuela a largo plazo, el profesor hará todo el esfuerzo porque los estudiantes trabajen y estudien en condiciones dignas, una batalla que a diario dan estudiantes, profesores y padres de familia en muchos lugares del país.

[1] Grafica estadística en TelesurTv.

[2] Ibidem.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE