De cuando la iglesia quemaba objetos sagrados (fragmentos históricos del territorio q´anjob´al)

COMPARTE

Créditos: año3

año3

Texto y fotografías: Tik Laz

San Juan Ixcoy, 21 de marzo de 2017. Desde la década del sesenta hasta finales de la década del ochenta, la iglesia católica pagaba 25 centavos de quetzal a los catequistas para que obligaran a la gente a quemar las cruces mayas. En esa época, ese valor era el del salario mínimo de un trabajador por día. Además de los 25 centavos entregaban una arroba de mantequilla, una de polenta, una de harina de maíz y un quintal de maíz.

La iglesia para lograr su objetivo, recurrió al miedo y difundió entre la gente la idea de que existía un lago de fuego y de azufre, que era el infierno, al cual estaban destinados todos si seguían practicando su espiritualidad. Según dicen los abuelos, también a principios de la década del ochenta, la iglesia católica junto con la evangélica tuvieron la necesidad de unir sus fuerzas con tal de intentar acabar con los símbolos sagrados y espirituales del pueblo quemándolos, pero no lo lograron en su totalidad. Actualmente, los mayores del pueblo han logrado rescatar y preservar algunos de estos símbolos y objetos sagrados.

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE