San Pedro Carchá: las comunidades Q’eqchi’ temen por la privatización y pérdida de los nacimientos de agua

COMPARTE

Créditos: Fotografía de Rony Morales.
Fotografía de Rony Morales.
Fotografía de Rony Morales.

Por Rony Morales.

La comunidad acudió al llamado de las autoridades, los hombres, las mujeres, los ancianos y como siempre sucede en toda comunidad indígena también participaron los niños,  muchas personas de los municipios de San Pedro Carchá y San Juan Chamelco llegaron para la asamblea comunitaria. El día martes 29 de noviembre se juntaron las comunidades de Tipulcan, Chison, Esperanza Sehubub, Chitepey I y II, con el objetivo de socializar y analizar las amenazas que están presentes en el territorio, también para fortalecer la demanda a través de las autoridades del Estado para que no concedan más licencias de construcción de hidroeléctricas en sus comunidades y obviamente cancelas las ya otorgadas.

El río Chitepey nace desde varias comunidades entre el municipio de San Juan Chamelco y San Pedro Carchá y desemboca en el Río Cahabón, los comunitarios aseguran que desde hace varios meses la empresa del grupo empresarial Recursos Naturales y Celulosas (RENACE) ha comenzado a manipular y cooptar a los miembros del órgano de la Coordinación del Consejo Comunitario de Desarrollo COCODE, con el fin de garantizar su ingreso en las comunidades.

Renace se instaló en la región a partir del año 1990 con la primer hidroeléctrica Renace I, a través de la Corporación Multinversiones CMI, como corporación pretende construir cinco granes hidroeléctricas a lo largo del rio Cahabon en Alta Verapaz,[1] de manera inconsulta con las comunidades de la región.

Esta empresa con respaldo de empresarios nacionales, es propiedad de un empresario español, es una mezcla de capital transnacional con el capital Multiinversiones en el país, resulta que Florentino Eduardo Pérez Rodríguez un empresario y político español, es dueño del equipo de futbol Real Madrid, además presidente del grupo Actividades de Construcción y Servicios, SA (ACS),  un empresario vinculado a la dictadura de Francisco Franco en España.

Sin embargo, los comunitarios afirman que no se dejarán engañar y no venderán sus tierras, ni recibirán programas asistencialistas, exigen que se cumpla la consulta libre, previa e informada, tal como lo establece el Convenio 169 ratificado por Guatemala ante la Organización Internacional del Trabajo OIT y el Código Municipal.  En la asamblea se escuchó a los abuelos (reconocidos como guías por su sabiduría) afirmando que uno de los principios del pueblo maya es convivir con la naturaleza, porque el hombre no es ni más, ni menos, simplemente es parte de la existencia, por eso hay que defenderla y cuidarla.

Cuando se recorre el territorio de la comunidad, se observa la originalidad y lo verde de las montañas, sus ríos, cerros y valles, un ecosistema y paisaje que están amenazados de desaparecer, ya que según revelaron las autoridades comunitarias, empresas transnacionales los han incluido dentro de un plan de explotación de esos bienes naturales para favorecer al capital transnacional, motivo por el cual viven bajo acoso y asedio en los últimos meses por personas desconocidas en la comunidad.

Además lo confirman las revelaciones mediante sueños, compartido por varios abuelos de la comunidad en Chitepey, que ya soñaron los golpes y heridas que sufrirán los cerros, bosques y agua de la comunidad, por lo que se encuentran con una preocupación latente y han tomado las acciones organizativas, legales y espirituales correspondientes, para evitarlo.

Por otro lado, surge la preocupación en  la población porque la mayoría de los nacimientos de agua, que pretenden ser objeto de explotación por parte de las empresas hidroeléctricas, son utilizadas por miles de familias de varias comunidades, como única fuente de acceso al vital líquido, para la higiene personal y familiar, para las actividades agrícolas, como una fuente de alimentación, cosmovisión  y como medio de recreación.

La certeza de lo que sucederá con las fuentes de agua y los efectos que tendrá en la vida humana y la biodiversidad, es confusa, pues las distintas expectativas que se generan por parte de las empresas en las comunidades, contrasta con los testimonios de comunitarios que sufren las consecuencias de la construcción de hidroeléctricas en comunidades del mismo municipio de San Pedro Carchá y en otros departamentos del país.

Después de décadas de funcionamiento de los proyectos hidroeléctricos, por ejemplo las comunidades alrededor de la represa Chixoy, se encuentran en condiciones de vida poco alentadoras, además del abandono total por parte de las autoridades municipales, quienes tratan de opacar los efectos de las acciones extractivas en el municipio, a través de acciones asistencialistas en coordinación con las empresas.

Las comunidades la desaparición de los nacimientos de agua:

Nacimiento de Chiruq’b’ik’im, Sequila’, quebrada que pasa por  la comunidad Lama’, nacimiento de San Marcos Chabi’l, Sesarb’ San Pablo, Chitixl de San Juan Chamelco, que pasa empezando por Santo Tomas, Candelaria, Chajb’ul, que se une con los que vienen de San Marcos que pasa por Seaquibha que se une por Chitepey, pasa por Chizon entre Tipulcan  al final se une al Río Cahabon.

La otra parte de los ríos de Sequ’ixpur que pasa bajo la tierra y sale hasta Chiruq’bikim, que pasa por Q’eqxib’al.

Según varios líderes comunitarios, Miembros del Consejo Comunitario de Desarrollo COMUDE, ellos siguen trabajando a favor de sus comunidades por la defensa del agua, tierra y de los derechos humanos, según indicaron que dicha iniciativa es parte de la mismas necesidades que surgen desde las comunidades por enfrentar la problemática, hay un serio problema por la escases de agua que sufren las comunidades asentadas sobre el casos del rio Cahabon.

Sin embargo, las autoridades municipales nunca han hecho algo a favor de las comunidades que están en resistencia, por lo que piden a las organizaciones de derechos humanos, a nivel departamental, nacional e internacional a que se pronuncien a favor de la defensa del territorio y de los derechos humanos, que puedan verificar lo que está sucediendo en el territorio.

Además hay una campaña de desinformación permanente en los medios privados de comunicación, radiales, impresos y televisivos a favor de la empresa RENACE y de sus personeros, desacreditando, intimidando o difamando los procesos de organización, defensa y resistencia pacífica que nacen de las comunidades, como la Consulta Comunitaria.

Por último, los líderes comunitarios ratifican su trabajo a favor de la defensa de los ríos, puesto que la región Xicacao, Chitap, Chacalte, entre otras comunidades y regiones, manifiestan su compromiso a favor de la vida y el territorio.

received_1214836988601035

[1] Environmental Justice Atlas. Hidroeléctrica Renace, empresa de Florentino Pérez, Guatemala. https://ejatlas.org/conflict/hidroelectrica-renace-embresa-de-florentino-perez-guatemala

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE