Colonial

Ni el caballo del llanero solitario vivía conforme

Por: Francisco Rodas. Para que un animal ajeno a nuestra especie acepte las traseros de un ser humano se precisa obligatoriamente un proceso de doma. Aunque los métodos de doma han cambiado sustancialmente, el fundamento sigue manteniéndose igual: convertir un animal indiferente a nuestra especie en uno sumiso ante nosotros. Este sometimiento requiere una serie

Seguir leyendo »